5 propuestas para las cenas de verano

Llegado el verano las tardes se alargan en horas de ocio. Parque, piscina, paseos o excursiones ocupan buena parte del tiempo. Tanto se aprovechan las tardes que luego no apetece cocinar. Lo ideal es planificar para que luego no te pille el toro. Pero, por si no te da tiempo, te dejamos diferentes propuestas. Algunas se pueden dejar preparadas con antelación. Otras, podrás organizarlas en un momento. Y alguna otra es un plan en sí mismo. Estas son nuestras cinco propuestas para las cenas de verano.

Un clásico veraniego: gazpacho

Según llega el verano en muchos hogares la batidora se pone a tiritar: sabe que ha llegado su temporada alta con el gazpacho.

Hay casi tantas variantes de gazpacho como cocineros que la preparan. La receta clásica del gazpacho andaluz incluye tomates maduros, pimiento verde, ajo, pepino, vinagre, agua, pan duro y sal. Algunas llevan cebolla, pero nunca pimiento rojo.

Lo bueno de esta propuesta es que es sencilla de preparar, aunque algo laboriosa en cuanto a limpiar y picar los ingredientes. Lo malo, que como os guste mucho os hartaréis de preparar litros y litros. Se sirve bien frío y hay quien le quita el pan para que engorde menos. Remata con tropezones de pepino o cebolla, por ejemplo, si sois de masticar ;).

Déjalo listo y al regresar sólo tendrás que disponer los cuenquitos. Puro pragmatismo.

Ensaladas de colores

Si eres de los que cuando escucha ensalada piensa en lechuga, cambia el chip. Como en los desayunos, puedes introducir en vuestras ensaladas brotes, frutas, semillas,  frutos secos.

Puedes usar las legumbres, que tanto asociamos al invierno y su cuchara, como ingrediente principal: alubias, lentejas o garbanzos serán buenas opciones. Aunque sin olvidar el arroz, tan socorrido. Nuestra propuesta es que emplees alguna de sus variantes más exóticas como el jazmín o el basmati.

Si quieres introducir pescado prueba con el salmón ahumado, las sardinas en aceite o los clásicos atún o caballa. Combínalos con aguacate, tan de moda en la actualidad. También puedes pensar en algún queso, como el feta o la mozzarella.

Para terminar, prueba a aliñar con limón y una pizca de sal. Le dará el toque refrescante tan apropiado para el verano.

Parrillada de verduras

Una plancha, un chorreón de aceite de oliva virgen extra y todas las verduras que quieras añadir.

Puedes preparar rodajas de calabacín, cebolla o tomate; bastones de pimiento rojo y verde, berenjena o zanahoria; cuenta con los espárragos trigueros. Si quieres darle un toque diferente, y puede que sorprendente, incluye setas de diversos tipos. Por último, puedes preparar algún tipo de vinagreta. Una opción muy resultona resulta de mezclar, aceite de oliva virgen extra, vinagre balsámico de Módena y dados de tomate pasados también por la parrilla. Termina con una pizca de sal por encima ¡y a disfrutar!

Barbacoa

La barbacoa es un plan en sí mismo. Un plan fantástico, de hecho. Puedes organizar una tarde con familia o amigos que termine así. Entre los clásicos de la barbacoa: chorizos, panceta, morcilla, pinchos morunos… También puedes probar con las chuletas, las alitas de pollo o las clásicas hamburguesas. Bebidas bien frías, algunos snacks y listo. Seguro que pasáis una tarde inolvidable.

Tostas de todo tipo

Parece una obviedad pero, lo primero de todo, es elegir un buen pan. Multicereales, payés, de centeno, chapata… busca tu favorito y cómpralo en un sitio de calidad. Seguro que no te defrauda.

A partir de ahí ¡pon lo que quieras! Tomates cherry, jamón, rúcula, anchoas, atún, salmorejo, endibias, fiambres, gulas, cebolla… deja volar tu imaginación y prueba las combinaciones. Seguro que encuentras tu favorita.

¿Cómo solucionas tú las cenas de verano? Cuéntanoslo. Seguro que, entre todos, juntamos un buen recetario.

2017-07-18T08:47:31+00:00 18 julio, 2017|Categorías|Tags: , |0 Comments

Deja un comentario