Bebés de alta demanda y niños con altas capacidades

  • alta demanda

Puede que alguna vez hayas oído hablar de los “bebés de alta demanda” o que, incluso, te hayas planteado si tu hijo lo es. El término es una traducción de “high-need baby”, que fue acuñado por el Dr. Sears, un pediatra que, tal como cuenta en su web, creía que algunos de los padres de sus pacientes eran exagerados en consulta cuando le contaban acerca del comportamiento de sus bebés. Pero luego, tras tener a su cuarta hija, comprobó en carne propia que no lo eran. Ella era diferente a los tres mayores. Nada, más que el contacto físico especialmente con su madre, parecía calmarla. Y eso no era siempre suficiente. Por eso se dedicó a estudiar acerca de los bebés de alta demanda.

Las características de los bebés de alta demanda, lejos de ser etiquetas, ayudan a los padres a entender mejor a sus hijos y, desde esa consciencia, emprender la crianza.

Características de los bebés de alta demanda

Los bebé de alta demanda tienen doce características, tal como recoge el Dr. Sears, que los definen.

  1. Son intensos.
  2. Son hiperactivos.
  3. Absorbentes.
  4. Necesitan ser alimentados con frecuencia.
  5. Son demandantes.
  6. Tienen despertares frecuentes o hacen microsiestas.
  7. Suelen estar insatisfechos.
  8. Son impredecibles.
  9. Son hipersensibles.
  10. Requieren contacto constante (normalmente de la madre).
  11. No se calman solos.
  12. Son sensibles a la separación.

Esto, que podrían parecer etiquetas, son pistas que ayudan a los padres a entender mejor a sus hijos. Aquello que no tiene nombre asusta e impone. La convivencia con un bebé de alta demanda puede ser agotadora para los padres. A través de esta descripción de su personalidad se les puede entender mejor y acompañar su desarrollo desde la consciencia. Algo que no siempre resulta fácil.

Los niños con altas capacidades se preocupan desde edades muy tempranas por temas muy complejos como la muerte o la existencia de Dios.

Cómo son los niños con altas capacidades

Los niños con altas capacidades son aquellos que reúnen sobredotación, talento y precocidad intelectual. Se caracterizan por ser niños que adquieren de manera temprana hitos intelectuales o psicomotrices. La valoración de estas altas capacidades se hace por expertos, mediante un análisis de cuestiones diversas que van desde el coeficiente intelectual hasta el estado emocional. Algunas de las características de los niños con altas capacidades son:

  • Son niños muy intensos, con baja tolerancia a la frustración y rabietas prolongadas.
  • Presentan hipersensibilidad sensorial, con respecto a cualquier sentido o todos a la vez (les pueden molestar los ruidos fuertes, o las luces intensas, etc.).
  • Son niños muy movidos, con exceso de energía y muy entusiastas. Son también distraídos con aquello que no les interesa.
  • Tienen un vocabulario amplio y preciso desde que comienzan a hablar, algo que pueden hacer a edad muy temprana.
  • Son perfeccionistas, autocríticos y competitivos.
  • Tienen una gran memoria, tanto a corto como a largo plazo, y pueden aprender a leer y a escribir de manera autodidacta.
  • Necesitan entender las normas para acatarlas, de no ser así las rebaten constantemente.
  • Se preocupan desde muy pronto por temas como la muerte o la existencia de Dios.

Como comentábamos, la evaluación de las altas capacidades es realizada por expertos, pero, hasta llegar ahí, los padres tienen una ardua tarea por delante. Primero, para darse cuenta de que su hijo no es igual que los demás y ponerse en marcha. En una sociedad como la actual, en la que todos vamos con prisa, los signos de alerta pueden pasar desapercibidos.

Hay algunas señales tempranas que se pueden observar en los bebés que luego desarrollarán altas capacidades. Por ejemplo, son demandantes, sujetan la cabeza desde bien pronto, su nivel de desarrollo psicomotriz es precoz, por citar algunos de ellos.

Algunas de las características de los niños con altas capacidades se encuentran también en los bebés de alta demanda.

¿Es lo mismo un bebé de alta demanda que un niño con altas capacidades?

Entre bebés de alta demanda y niños de altas capacidades hay una estrecha relación, ya que comparten muchas características. Los bebés de alta demanda son muy inquietos y curiosos, aprenden con rapidez. Por tanto, es lógico pensar que un bebé de alta demanda pueda acabar siendo un niño de altas capacidades. Podéis leer un poco más acerca de esta relación aquí.

¿Conocíais estos términos? ¿Han sido vuestros bebés de alta demanda?

bebes alta demanda niños altas capacidades
2018-08-02T08:47:33+00:0024 abril, 2018|Categorías: Infancia|Etiquetas: , , , |2 Comentarios

2 Comments

  1. Toñi 24 abril, 2018 en 11:41 am - Responder

    Mi hijo es lo mas cuando era pequeño me decia su pediatra que lo llevará a casting ahora ya tiene 8 años

    • Living Suavinex
      Living Suavinex 24 abril, 2018 en 6:17 pm - Responder

      Gracias por tu comentario Toñi. Nunca es tarde para llevarle. Un saludo 🙂

Deje su comentario