Sí, lo sabemos, 16 semanas de baja maternal es un período muy escaso. Pero a día de hoy es el tiempo que las madres tenemos para cuidar full time a nuestros bebés. Después toca reincorporarse al trabajo. Pero podemos alargar ese tiempo de baja maternal, ¿sabes cómo?:

  • En caso de parto múltiple (gemelos, mellizos o más) la baja se alargará dos semanas más por cada bebé nacido.
  • El permiso de lactancia, vigente hasta que el bebé cumpla 9 meses, podrás disfrutarlo de varias maneras:
    • Alargando la baja maternal unos 14 días (acumulando las horas de lactancia).
    • O si lo prefieres una vez te reincorpores, puedes ausentarte una hora del trabajo o bien reducir tu jornada media hora diaria hasta los 9 meses de tu bebé.
  • Acumulación de vacaciones. Una vez que sepas tu fecha de parto podrás organizar tus días libres y reservarlos para ese momento. Tienes derecho a disfrutar de tu periodo de vacaciones después de tu baja maternal; incluso cuando haya finalizado el año al que pertenecen.
  • Excedencia por cuidado de hijos. En caso de que quisieras retrasar indefinidamente el regreso al trabajo tienes la opción de la excedencia, que podrás disfrutar hasta que tu hijo cumpla 3 años. Durante el primer año la empresa tiene la obligación de guardar tu puesto de trabajo. Después la empresa te garantizaría un puesto en la misma categoría o equivalente.

Como caso excepcional debes saber que si tu bebé es prematuro o precisa hospitalización, la baja maternal se puede prolongar hasta 13 semanas más. Si es tu caso, consulta con el departamento de Recursos Humanos de tu empresa para comunicarlo y que puedan calcular cuántas semanas te corresponden.

Y una vez que te hayas reincorporado puedes solicitar (tanto tú como tu pareja) la reducción de tu jornada laboral entre un octavo y la mitad de tu horario, con la disminución proporcional de tu salario. Este horario reducido puede mantenerse hasta que tu hij@ cumpla 12 años.

¿Ya has pensado cómo arañar esas semanitas de más para poder disfrutar de tu bebé?