8 medidas que favorecen la conciliación familiar

  • medidas-favorecer-conciliacion

Mucho se habla de conciliación familiar y profesional en los tiempos que corren. La crianza y la educación, así como las actividades de ocio y el descanso, tienen el lugar central que no han tenido en mucho tiempo. El hecho de que una empresa tenga flexibilidad horaria, o un programa de teletrabajo, puede resultar definitivo a la hora de decidirse por un empleo. Sobre todo tras la llegada de los hijos e hijas, cuando se ponen de manifiesto las carencias del sistema. ¿Realmente es tan complicado poner en marcha medidas para la conciliación familiar? ¿Quiénes tienen que implicarse en ello?

Conciliación familiar y profesional, ¿de qué estamos hablando?

8 para el trabajo, 8 para el descanso y 8 para el ocio, así es como se supone que deberían estar repartidas las horas del día. Pero las del trabajo se alargan y las del sueño se acortan para que el resto de responsabilidades puedan tener cabida. Idealmente, la conciliación familiar y profesional debería permitir ese reparto. También, conseguir que los abuelos y escuelas infantiles abiertas hasta altas horas fueran circunstanciales. Y que los niños y niñas pudieran pasar tiempo al aire libre, tal como dicen los estudios, en compañía de sus progenitores. La obligaciones laborales mandan y las las funciones escolares, el primer día de clase o las visitas médicas se convierten en un problema. Debería haber tiempo para todo.

Medidas para conciliar más y mejor

Desde hace algún tiempo diferentes fundaciones, asociaciones y colectivos que luchan por la conciliación vienen solicitando la implementación de medidas para conciliar. Algunas de ellas llevan tanto tiempo implantadas que necesitan una revisión. Otras, son novedosas y solo requieren un pequeño cambio de mentalidad.  Son las siguientes:

  1. Permisos maternal y paternal.
  2. Reducción de jornada.
  3. Trabajo por objetivos.
  4. Facilitar el teletrabajo y acabar con el presentismo.
  5. Promover la jornada intensiva y la flexibilidad horaria.
  6. Acabar con las reuniones innecesarias y no programar las necesarias cerca de la hora de salida.
  7. Reducir la hora de la comida para finalizar antes la jornada.
  8. Decir adiós a las horas extraordinarias.

Si, como sociedad, queremos que la conciliación real sea un hecho es necesaria una mayor implicación de todos los actores. Promover la educación en la igualdad y la corresponsabilidad desde la infancia se vuelve fundamental. Padres, madres y escuelas tienen una gran labor por delante en ese sentido. Además, un mayor apoyo por parte del Gobierno, estableciendo beneficios para las empresas que tengan políticas en esta materia, supondría un salto diferencial.

Desde aquí nos preguntamos, ¿concilia tu empresa? ¿Tienes que hacer malabares para poder pasar tiempo con tus hijos e hijas? Abrimos debate.

2018-11-13T12:41:04+00:0020 septiembre, 2018|Categorías: Primeros meses|Etiquetas: , , , |Sin comentarios

Deje su comentario