Una de cada diez familias españolas renuncia a alguna vacunas por su precio

  • conclusiones estudio vacunas
  • Más del 80% piensa que existen vacunas obligatorias de acuerdo a la ley
  • Más de la mitad de los españoles califica su conocimiento de las vacunas en una nota superior al ocho sobre diez

El último estudio llevado a cabo por la firma de puericultura Suavinex desvela el problema de las vacunas no financiadas. El 14,22% de los participantes ha declarado que el precio de algunas de estas es un condicionante importante a la hora de escoger las vacunas que poner a sus hijos. En este sentido, hasta un 11,07% de las familias participantes habría tenido que prescindir de alguna de ellas por culpa de su precio.

Por otra parte, del estudio se desprende que, aunque los padres y madres españoles afirman conocer las vacunas y su calendario, muchas de sus creencias están equivocadas.

De esta manera, y pese a que el 51,34% de los encuestados se califiquen a ellos mismos con una nota superior al 8, se obtienen algunos datos que certifican la incongruencia entre la autopercepción y la verdad. Por ejemplo, mientras el calendario de vacunación solamente distingue entre vacunas financiadas y no financiadas (atendiendo a criterios de peligrosidad y probabilidad de contracción de las enfermedades), los participantes en el estudio creen en un 81,07% de los casos que existen vacunas obligatorias de acuerdo a la ley. Además, sólo 4,79% acierta al afirmar que la suma de la peligrosidad de las enfermedades y la posibilidad de contraerlas en cada comunidad autónoma son las razones para llevar a cabo esta toma de decisión.

Este calendario de vacunación, establecido por la EAP, cambia de año en año y en función de la comunidad autónoma, algo que solo conoce el 36,93% de los padres y madres participantes en el estudio. No son sus únicos errores frecuentes, ya que también se desprende de los datos que un tercio de ellos no sabe en qué rangos de edad se debe poner la última vacuna recomendada por el calendario.

Los encuestados, que confían en los pediatras y los servicios de enfermería como principales fuentes de información, también han señalado al precio como una de las cuestiones más relevantes en torno a las vacunas. Así, el 22,32% ha afirmado que, según su propia opinión, el coste de cada vacuna es decisivo para incluirla o no dentro del calendario de vacunación.

A este respecto, la Dra. Amalia Arce comenta que:

“Es interesante comprobar que la mayoría de familias se informa sobre las vacunas a través de los profesionales sanitarios, especialmente de los pediatras. Los pediatras seguimos teniendo un papel importante en la prevención de enfermedades y tendríamos que ser más conscientes de este papel. Poder documentar y resolver las dudas que los padres tienen, sobre todo en épocas en los que ha habido cambios en calendarios vacunales o polémica en los medios por sucesos o comercialización de nuevas vacunas”.

Si quieres conocer el estudio completo pincha para descargarlo.

Descarga el estudio
2018-09-28T10:45:58+00:005 abril, 2018|Categorías: Infancia|Etiquetas: , , |Sin comentarios

Deje su comentario