¿Te gusta el invierno? Es una época del año mágica. Pero también trae otras cosas un poco menos agradables. Frío, tardes sin poder salir de casa, la piel más reactiva y algunas enfermedades típicas de esta estación: bronquitis, bronquiolitis y neumonías. ¿Sabes que tenemos cuatro productos que te pueden ayudar a salvar sus inclemencias? Te contamos cuáles son los imprescindibles Suavinex para el invierno.

Adiós a las irritaciones en la piel

En invierno las pieles están más reactivas, algo que se nota todavía más en el caso de las delicadas o con tendencia a la dermatitis.

En la zona del pañal, con el contacto constante con la orina y las heces, la piel puede mostrar eccemas o sarpullidos. Para mantenerlos a raya te recomendamos la pomada intensiva del pañal

  • Acción preventiva y calmante de las irritaciones.
  • Con un 89 % con ingredientes de origen natural.
  • Con Óxido de Zinc y Dióxido de Titanio, dos protectores impermeables que forman una película protectora.
  • Hidrata de manera inmediata gracias a la manteca de karité.
  • Formulada con aceite de ricino, cera carnauba, tocoferol y cera de abeja que favorecen un tacto suave y sedoso en la piel.

Si tu bebé sufre irritaciones en la zona del pañal, pruébala, su eficacia testada clínicamente* te convencerá.

Si tu bebé muestra irritaciones en la carita, te recomendamos Mi primera crema facial de Suavinex. Con ella, no solo protegerás la delicada piel de su rostro, sino que también la nutrirás.

Proteger nariz y labios

La boca y la nariz siempre están expuestas a las inclemencias del invierno: que si frío, que si viento, que si el catarro con los mocos… ¡hola, irritaciones! ¿Quieres aliviar y ayudar a la reparar la piel de esas zonas? Hazte con el bálsamo pediátrico para labios y nariz Suavinex. Está especialmente pensado para los más pequeños y no contiene petrolatum. Formulado con un 89 % de ingredientes naturales, su formato es ideal para llevarlo en cualquier parte, ¡podéis compartirlo!

Deshacerse de los moquitos durante el resfriado

Los padres suelen bromear con aquello de que los mocos duran desde que empieza el curso hasta que llega el calorcito. ¿Tú también lo vives así? Si se acumulan pueden producir algunos problemillas:  complican la alimentación, la respiración y el descanso. Por eso es importante ayudar a los niños a eliminar la mucosidad.

Cuando comienzan a crecer resulta más fácil limpiarles los mocos, porque puedes enseñarles a sonarse y eliminarlos por sí mismos. Pero, ¿qué pasa con los bebés? Nuestra recomendación es el empleo del aspirador nasal. ¿Sabes en qué consiste? Se trata de una pieza con una forma parecida a una jeringa que tiene un tubo y un embudo. En la parte central dispone de una esponjita que hace de barrera. Su uso es sencillo. Pon el embudo en tu boca, un poco de suero fisiológico en la fosa nasal y aspira. La mucosidad se extraerá mediante suave aspiración sin alterar la presión interna de los oídos y sin molestias para el bebé. ¿Te quedan dudas? En este vídeo se muestra cómo hacerlo

Mantener la humedad óptima en casa

En invierno la necesaria calefacción hace que el ambiente esté más reseco. Además, como las ventanas se abren poco, el aire se renueva menos. Esto puede hacer que proliferen microorganismos, que causan infecciones respiratorias e irritaciones de garganta.  Mantenr una correcta humidificación ambiental, que ayude a eliminar las secreciones y a prevenir la deshidratación, es una de las indicaciones de la Sociedad Española de Pediatría y Asociación Extrahospitalaria en época de catarros y gripes.  Para conseguirlo te recomendamos el humidificador Suavinex. Tiene autonomía para toda la noche, viene acompañado de un preciso higrómetro y ayuda a mantener un grado de humedad óptimo a través de agua nebulizada. No tendrás que preocuparte por si hace algún ruido que moleste el sueño de tu bebé, porque tiene tecnología ultrasonido muy silenciosa. Y como plus, el vapor que emite es frío, por lo que no corres el riesgo de que eleve la temperatura de la habitación.

Esperamos que estos consejos para cuidar a tu bebé te sirvan de ayuda para superar el invierno.