Consultorio Suavinex con Mamen Jiménez: la depresión postparto

A estas alturas todos estamos de acuerdo en qué el postparto es una delicada etapa para la salud física y emocional de la mujer. En un buen número de casos éste transcurre de manera normal, aunque siempre ha de ser tenido muy en cuenta. La realidad nos dice que no pocas mujeres sufren en este periodo episodios de tristeza extrema, melancolía y también depresión postparto.

Hay indicios, marcadores que pueden avisar de que algo no va bien, pero por desgracia no siempre son considerados como debieran. Para resolver dudas, para ayudar a otras madres y, por supuesto, a nosotras mismas, en el próximo Consultorio Suavinex nos acompañará Mamen Jiménez, psicóloga y madre.

Cuándo hablaremos sobre depresión postparto

Lo celebraremos el próximo miércoles 31 de mayo en horario de 20:30 a 22:30 en nuestro muro de Facebook.

Pero si lo deseas puedes ir dejando tus preguntas en este post y nosotros se las trasladaremos a Mamen.

Si estás embarazada y deseas saber más del postparto, si acabas de tener un bebé y no entiendes tu estado de ánimo o si eres padre y quieres saber más para apoyar a tu pareja, no te pierdas nuestro próximo Consultorio. ¡Estáis todos invitados!

2018-05-04T11:21:18+00:0024 mayo, 2017|Categorías: Posparto|Etiquetas: , , |32 Comentarios

32 Comments

  1. Sara Palacios Ramos 31 mayo, 2017 en 12:04 pm - Responder

    A mí me gustaría que habláseis de por qué nos cuesta tanto hablar del tema. Quiero decir, no es algo de lo que se suela hablar y mucha gente ni siquiera sabe de su normalidad ¿por qué sigue siendo una enfermedad invisible?

    • Living Suavinex
      Living Suavinex 31 mayo, 2017 en 9:32 pm - Responder

      ¡Hola, Sara! El silencio en este sentido viene dado por varios factores: por un lado existe un modelo de lo que es la maternidad que a todas nos han vendido (y que muchas hemos comprado sin ni siquiera saberlo), por otro al dar a luz, en esos primeros días, nuestras expectativas chocan con la realidad… nuestras expectativas y las de los demás… Por otra parte ese modelo nos lleva a sentir vergüenza, culpa y sentimiento de incompetencia: ¿cómo es posible que yo no pueda con esto si todo el mundo puede? Esto nos lleva al siguiente factor: el sentimiento de soledad… Y así con unas cuantas cosas más. Todo este cóctel hace que muchas mujeres no digan nada, que no se hable de ello, lo que a su vez redunda en un mayor malestar, en más posibilidades de que en lugar de Baby blues nos encontremos ante depresión postparto.
      Hay que hablar, tenemos que hablar. No pasa nada, no somos peores madres, solo somos humanas.

  2. Let 31 mayo, 2017 en 12:04 pm - Responder

    Hola, Mamen:

    Me gustaría saber cómo diferenciar el baby blues de la depresión postparto. También en qué momento debemos pensar en ir al médico y cuál sería el profesional sanitario adecuado al que acudir. Gracias.

    • Living Suavinex
      Living Suavinex 31 mayo, 2017 en 9:32 pm - Responder

      ¡Hola, Let! La diferencia entre uno y otro, de cara a distinguirlos, se basa en la intensidad, controlabilidad y duración de los síntomas o señales. En el caso del Baby Blues hablamos de tristeza, “bajón”, cambios de humor… pero que hasta cierto punto son controlables, y su duración ronda las dos semanas. Además suele desaparecer sin necesidad de tratamiento alguno. En el caso de la depresión postparto no es tan sencillo, la mujer no tiene esa sensación de “poder remontar” y puede aparecer en cualquier punto en los 12 primeros meses tras el parto y es de mayor duración (de meses a un año… o más si no se trata). En España lo habitual es acudir al médico de cabecera que nos derivará a Salud Mental, pero siempre podemos acudir a psicólogo o psiquiatra de entrada. Espero haber respondido a tu pregunta. ¡Un abrazo!

  3. Maria 31 mayo, 2017 en 12:05 pm - Responder

    ¿Cuando debemos preocuparnos por los sentimientos negativos que nos pueden afectar tras el parto? ¿Cuando hay que acudir a un profesional?

    • Living Suavinex
      Living Suavinex 31 mayo, 2017 en 9:33 pm - Responder

      ¡Hola, María! Si han transcurrido más de dos semanas desde que nos sentimos mal, si no nos vemos capaces de manejar la situación, si nuestro malestar está interfiriendo, o estimamos que pudiera interferir, en los cuidados del bebé, sin duda debemos acudir a un profesional.
      Pero además, en cualquier caso, y ante la duda, lo mejor es consultarlo con un especialista, que será el que determine si efectivamente nos encontramos ante una depresión o no, y nos puede dar pautas de actuación sea el caso que sea. ¡Un abrazo!

  4. Natalia 31 mayo, 2017 en 12:09 pm - Responder

    ¡Hola!
    Es fácil confundir la depresión postparto con el cansancio propio también del postparto? Creo que puede confundirse… ¡Muchas gracias!

    • Living Suavinex
      Living Suavinex 31 mayo, 2017 en 9:33 pm - Responder

      ¡Hola, Natalia! Sí, es bastante frecuente tener esta duda, pero hay claves, pistas que nos indican que estamos ante una u otra circunstancia: la duración del malestar anímico, que en el caso del cansancio propio o del conocido como Baby Blues, es de unas dos semanas -aproximadamente-, mientras que en el caso de la depresión es mayor, también el malestar es mucho más intenso e interfiere en los cuidados del bebé y en nuestro funcionamiento. Además el Baby Blues tiende a desaparecer por sí solo, mientras que la depresión no (más bien al contrario). ¡Un abrazo!

  5. Maria 31 mayo, 2017 en 12:10 pm - Responder

    ¿Cree que se necesitaría mas empatia por parte de algunos profesionales sanitarios respecto a las madres y a estos sentimientos? La incomprensión puede agravar la situación?

    • Living Suavinex
      Living Suavinex 31 mayo, 2017 en 9:34 pm - Responder

      ¡Hola, María! No solo lo creo, sino que soy una firme defensora de esto, pero tanto para el postparto como para todo el embarazo (y fase de concepción incluso). Son momentos muy particulares en los que las mujeres nos sentimos especialmente vulnerables, y dar con un profesional poco empático puede hacernos sentir mal, e incluso inseguras, etc. sin necesidad. Afortunadamente hay muchos (cada vez más) profesionales estupendos, formados y actualizados que están “a lo que hay que estar”, que no es sólo lo puramente fisiológico. ¡Un abrazo y muchas gracias por tu pregunta!

  6. Natalia 31 mayo, 2017 en 12:10 pm - Responder

    Y, ¿qué puede alertarnos para acudir al médico? ¡Gracias!

  7. Yo leo, tú lees 31 mayo, 2017 en 12:11 pm - Responder

    Hola Mamen,

    Si tengo la sospecha de que alguien cercano pudiera estar sufriendo depresión post-parto ¿cómo me aconsejas actuar, más allá de mandarla ipso facto al médico?

    • Living Suavinex
      Living Suavinex 31 mayo, 2017 en 9:34 pm - Responder

      Hola! Sería estupendo empezar con un “¿En qué puedo ayudarte?”, ofrecernos para ayudar en lo que haga falta, especialmente en aquellas tareas que no tienen que ver con el bebé (en algunos casos si nos ofrecemos a cuidar al bebé puede percibirse como un “Cree que no soy capaz de cuidar de mi hijo”, y esto hacer que se sienta peor) para restar carga a la madre. Escuchar, apoyar y mostrar nuestro cariño (libre de juicios) son cosas que siempre, siempre, van a venir bien en esta situación. Llegado el momento de sugerir acudir a un profesional conviene proponerlo desde el cariño y la preocupación por su bienestar, con respeto y sin que sea una encerrona, porque entonces es posible que no sea bien recibido. ¡Un abrazo!

  8. Luisa 31 mayo, 2017 en 12:11 pm - Responder

    Una embarazada se prepara de muchas formas para la llegada de su bebe, lo puede hacer también para lidiar con una depresión postparto?

    • Living Suavinex
      Living Suavinex 31 mayo, 2017 en 9:35 pm - Responder

      Ay, esta es una asignatura pendiente total que tenemos, junto con la de prepararnos como pareja. No se conocen las causas exactas y precisas de la depresión postparto, por lo que no es factible una prevención 100% efectiva ni garantizada. Peeeero, sí que sabemos que hay algunas cosas que pueden ayudar: ajustar nuestras expectativas sobre la maternidad, sobre cómo va a ser la vida cuando tengamos al peque, planificar con nuestra pareja, o con las personas de apoyo con las que contemos, el reparto de tareas (y ser realistas con ello), intentar no realizar cambios bruscos en nuestra vida en la fecha cercana al parto (como puede ser una mudanza) son algunas cosas recomendables. Pero sobre todo, y fundamental: hablar abiertamente de nuestros sentimientos ya desde el embarazo, compartir nuestras dudas y nuestros miedos. ¡Un abrazo!

  9. Irene 31 mayo, 2017 en 12:14 pm - Responder

    Tuve un parto muy complicado hace un mes y me sentí muy mal porque durante este tiempo no siento estar enamorada de mi bebé, no lo he podido compartir todavía con nadie porque me siento fatal por sentir esto ya que me hacía mucha ilusión ser madre. Mi pareja no me comprende, no sabe por lo que estoy pasando y no me ayuda. ¿Es algo habitual? ¿Cómo puedo remediarlo?

    Muchas gracias!

    • Living Suavinex
      Living Suavinex 31 mayo, 2017 en 9:35 pm - Responder

      ¡Hola, Irene! Los partos (y los embarazos) complicados en ocasiones nos llevan a estos sentimientos “de no amor”, de cierto desapego, no estás sola, no te pasa solo a ti. Tranquila. Entiendo que cueste hablar de ello, pero es el primer paso, el fundamental, para empezar a sentirnos mejor, a alejar los fantasmas. Intenta explicarle a tu pareja la importancia de prestar atención a cómo te sientes, y lo que es más importante, la necesidad de que colabore y participe en todo este proceso (una buena forma es invitándole a que lea sobre el tema, aquí mismo sin ir más lejos). Por tu parte, además de lo que te decía de compartirlo con otras personas, intenta hacer cosas para ti, que te resulten agradables y te llenen, intenta sacar aunque sean cinco minutos para ti al día… porque para mejorar el estado de ánimo esto es imprescindible, tenemos que reforzarnos. Y si ves que no puedes acude a un profesional, para eso estamos. Esto se supera, con trabajo, y merece la pena. ¡Un abrazo!

  10. María Cuadrado 31 mayo, 2017 en 12:16 pm - Responder

    Me siento muy cansada, desbordada, no doy para todo y tengo la sensación de que todo el mundo espera mucho de mi en esta nueva etapa. No sé por donde empezar…¿ Esto podría ser depresión?

    • Living Suavinex
      Living Suavinex 31 mayo, 2017 en 10:14 pm - Responder

      María, lo que cuentas es una sensación que tienen muchas, muchas madres: la realidad choca con nuestras expectativas y con lo que se espera de nosotras, y eso nos hace polvo. Piensa en cómo te sientes: ¿Crees que de verdad no puedes con ello, con tu malestar? ¿Llevas sintiéndote así más de dos semanas? ¿Hace más de tres semanas que diste a luz? ¿Está afectando a los cuidados de tu bebé? Si la respuesta es sí a todas estas preguntas puede, pero solo puede, que hablemos de depresión. Pero, ¿sabes qué es lo mejor que puedes hacer? Pedir ayuda, a tu pareja, a tu familia… y a un profesional. Éste te dirá si es depresión o no y te dará las pautas necesarias… y si no es, no pierdes nada, ¿verdad? No somos supermujeres, no tenemos que poder con todo, así que ánimo, mucho ánimo.

  11. Ana 31 mayo, 2017 en 12:20 pm - Responder

    Hola Mamen

    ¿Cómo afecta la depresión postparto a la familia cercana? ¿Cómo se lleva, teniendo que cuidar de un bebé además de a ti?

    • Living Suavinex
      Living Suavinex 31 mayo, 2017 en 9:35 pm - Responder

      La depresión postparto obviamente tiene repercusión en la familia, pero me gusta incidir cuando hablo de esto en que a pesar de que le sucede a uno de los miembros, es trabajo de todos colaborar para salir de ello, porque es la manera, y merece la pena sin lugar a dudas. “Cuidar” de una mujer con depresión postparto no es “hacerse cargo de todo”, es compartir, estar emocional y físicamente. Si la depresión es severa (depresión mayor) es preciso acudir a un profesional, de esta manera no nos sentiremos solos en ese apoyo. Lo fundamental es hablar, comunicarse, expresar cómo nos sentimos (ambas partes) y juntos trabajar para estar estupendos.

  12. Guillermo 31 mayo, 2017 en 12:21 pm - Responder

    Hola!
    Noto que mi pareja está muy triste, no es sólo el cansancio normal, sino que llora mucho y tiene miedo de no ser buena madre, ¿es normal?

    • Living Suavinex
      Living Suavinex 31 mayo, 2017 en 9:35 pm - Responder

      ¡Hola, Guillermo! ¡Qué bien que también pregunten “los ellos”! Casi el 80% de las mujeres manifiestan síntomas como la tristeza, el cansancio y ese sentimiento de “no hacerlo bien” en las dos primeras semanas tras el parto. Si esto se prolonga durante más tiempo, si veis que le ha superado y que el malestar es realmente significativo, más allá de esas dos semanas como te decía, podríamos estar hablando de depresión postparto, de manera que lo conveniente es acudir a un profesional. Por tu parte intenta apoyarla y empatizar con cómo se siente (esto no significa que lo entiendas, la depresión no es algo racional), pregúntale qué puedes hacer por ella, y no cuestiones sus sentimientos… Como te decía la depresión no es algo racional ni voluntario, no deciden sentirse así, no les parecen tampoco lógicas sus emociones, así que cuestionarlas no ayuda. Ánimo y mucho amor, pareja.

  13. Laura 31 mayo, 2017 en 12:22 pm - Responder

    ¿Qué consejos le darías a una persona que la estuviera sufriendo para empezar a remontar? ¿Cuánto tiempo puede llevar superarla?

  14. Carla 31 mayo, 2017 en 12:24 pm - Responder

    Me da terror la medicación para las cosas psicológicas… me da la sensación de que voy a acabar teniendo mucha dependencia ¿Es imprescindible tomar medicación para tratarla? ¿Cómo de eficaz es la medicación?

    • Living Suavinex
      Living Suavinex 31 mayo, 2017 en 10:09 pm - Responder

      ¡Hola, Carla! La medicación no siempre es necesaria, en muchos casos con terapia psicológica se supera. Sin embargo hay ocasiones, siempre a criterio del profesional a cargo, en las que se estima necesaria la medicación. Te pongo un ejemplo: si tengo una paciente que tiene un estado de ánimo tan tan tan bajo que ni puede levantarse de la cama no va a venir a consulta, con lo cual no vamos a poder trabajar. En un caso así necesitamos medicación para “levantar” un poco y poder trabajar. Los psicofármacos actuales son bastante eficaces y tienen cada vez menos efectos secundarios, pero siempre siempre siempre se han de tomar bajo estricta supervisión médica: es lo que nos garantizará estar haciéndolo bien y evitaremos riesgos innecesarios.

  15. Verónica Portillo 31 mayo, 2017 en 12:24 pm - Responder

    ¡Hola! Quería compartir que nos preparan mucho durante el embarazo y para el momento del parto…pero y para el postparto nadie nos prepara ¿qué crees que debería cambiar? Creo que es una fase muy importante de todo el proceso y una gran olvidada…Esta primera etapa es muy dura para nosotras por todo lo que conlleva el parto, y porque después todo se nos viene encima y nuestro bebé dependen 100% de nosotras… Yo me sentí absolutamente sobrepasada.

    Creo que este tipo de ayuda nos vendrá muy bien

    • Living Suavinex
      Living Suavinex 31 mayo, 2017 en 9:36 pm - Responder

      ¡Hola, Verónica! Totalmente de acuerdo contigo, es más, no nos preparan (ni nos preparamos) para esto ni como pareja, que es otro tema que también merece un cuidado especial. El embarazo es tan abrumador que deja poco espacio a que pensemos más allá, pero hay que empezar a hacerlo, hay que prepararse y hay que hablar cuando ya estemos en ello, contar lo que nos sucede y desmontar los mitos y los silencios que hay en torno a esta etapa. Estoy segura de que normalizando el postparto, con todo lo que conlleva, podemos hacer que muchas mujeres lo pasen menos mal, que no se sientan solas y que por tanto la culpa y el malestar sean menores. Muchas gracias por este comentario, de verdad.

  16. Blanca Serrano 31 mayo, 2017 en 12:27 pm - Responder

    Acabo de ver este consultorio y me parece muy interesante, quería preguntar a Mamen que estoy embaraza y he tenido riesgo de aborto en varias ocasiones. He sufrido mucho y aunque es un bebé muy deseado me siento sin fuerzas y triste. ¿Debería consultarlo? ¿Crees que puedo tener riesgo de sufrir depresión?

    Muchas gracias por vuestra ayuda, no es fácil encontrar a alguien que nos de luz sobre esto.

    • Living Suavinex
      Living Suavinex 31 mayo, 2017 en 9:36 pm - Responder

      ¡Hola, Blanca! Los embarazos complicados pueden hacer que aparezcan sentimientos encontrados, o que nos veamos sin fuerzas, como dices, para afrontar lo que viene. Tranquila, no te pasa solo a ti. Se considera que los embarazos de riesgo o con algún percance pueden ser una variable de riesgo de cara a la depresión postparto, pero esto no es matemático, no es “sí o sí”. Estás en una buena situación ya que aún estás embarazada y eres consciente de tus sentimientos, compártelos, haz cosas para ti que te ilusionen y te resulten gratificantes, reestructura esos pensamientos: ¿de verdad no voy a poder? ¿Cuánto hay de miedo y cuánto de certeza? ¿Qué pasa si no puedo? (Pues que pido ayuda y ya está… no se acaba el mundo, ¿verdad?). Esto ayuda a derribar los temores. Pero si tienes dudas, si crees que esto te supera y no hay manera de “salir”, acude a un profesional. Mucho ánimo, Blanca y enhorabuena por hablar de ello, ¡brava!

  17. Diana M. 31 mayo, 2017 en 12:28 pm - Responder

    Voy a ser madre soltera, es decir voy a enfrentarme sola a esto de la maternidad. ¿Tengo más riesgos? Graciasss!

    • Living Suavinex
      Living Suavinex 31 mayo, 2017 en 9:37 pm - Responder

      ¡Hola, Diana! Una de las variables que se suele considerar de riesgo es la falta de apoyo en embarazo y parto, pero hay que puntualizar dos cosas al respecto: por una parte, que sea una variable “de riesgo” no significa que desencadene automáticamente y por sí sola una depresión postparto, ni mucho menos. Y por otro lado el apoyo no tiene por qué ser de una pareja, pueden ser los padres, familiares, amigos… todo el entorno que esté ahí para echarnos una mano tanto a nivel de logística como emocional. Y si no hay familia o entorno ahora mismo tampoco es el fin, hay multitud de grupos de apoyo de madres, con pareja o sin pareja, con uno o con dos niños… Lo que sí es importante es que tengamos a alguien con quien compartir esto. Un abrazo grande, calma y enhorabuena por tu maternidad.

Deje su comentario