Cuáles son las complicaciones en el postparto más habituales

  • complicaciones en el postparto

El postparto o puerperio es una etapa llena de profundos cambios para la mujer tanto a nivel físico como psicológico. Cuando llega el bebé el cuerpo debe reajustarse. No siempre es sencillo y a veces se llegan a considerar normales síntomas o señales que pueden ser el indicio de complicaciones en el postparto no deseadas. 

La tristeza o apatía en el postparto no siempre es normal

Dentro de los síntomas psicológicos más frecuentes está la sensación de tristeza, incluso apatía y desánimo. Algunas madres recientes pueden experimentar esta sensación fruto del cansancio o del baile hormonal. Pero si estos síntomas continúan en el tiempo o incluso van a más, podemos estar hablando de una depresión postparto.

Señales de complicaciones en el postparto inmediato

Debemos tener presente algunas señales en el día o días posteriores al nacimiento del bebé:

  • Sangrado: es una consecuencia normal en el postparto. Pero si aparece una hemorragia importante en las primeras 24 horas el pronóstico puede ser grave. Una de las causas más habituales suele ser la atonía uterina, cuando el útero no se contrae tras el alumbramiento.
  • Dolor en el vientre: los llamados entuertos son normales en los primeros días del puerperio. Pero si ese dolor se va intensificando y no remite en los días siguientes al parto hay que consultar de inmediato al médico. Podría tratarse de una endometritis, una inflamación del endometrio. Es más habitual en mujeres a las que se ha practicado una cesárea.
  • Fiebre: tras el parto la temperatura de la recién estrenada mamá aumenta pudiendo superar los 38ºC. Esto es algo normal si no dura más de 24 horas. Pero si la temperatura elevada se mantiene podríamos estar ante una infección que el médico deberá determinar.

Las infecciones más habituales en el postparto

Hay una serie de infecciones que pueden detectarse días o semanas después del parto. Conocer sus síntomas puede ayudar a evitar complicaciones. Estas son las más habituales:

  • Pielonefritis: es una infección renal. Sus síntomas son fiebre alta, dolor lumbar, a veces dolor al orinar.
  • Cistitis: en este caso se trata una infección de la vejiga, no afectando a los riñones. También se puede dar dolor al orinar. Se acompaña de escozor y una necesidad frecuente de ir al baño en muchos casos sin resultados.
  • Endometritis: como comentábamos antes se trata de una inflamación del endometrio. Se presenta con fiebre, fatiga, taquicardia y útero dolorido y más hinchado de lo esperado.
  • Tromboflebitis: inflamación de una vena como consecuencia de un trombo. Las señales más habituales pueden ser fiebre, dolor acusado en la zona afectada, enrojecimiento.
  • Mastitis: infección mamaria en aquellas madres que optan por la lactancia materna. Cursa con fiebre, dolor en el pecho y malestar general.

Es importante señalar que no todo vale en el postparto. Es una etapa de cambios severos, algunos de los cuales causarán ligero malestar a la madre, pero no todo es normal. Si te sientes mal y no remite con el paso de los días no dudes en acudir a tu médico para que pueda valorarlo.

En tu caso, ¿has padecido alguna complicación en el postparto? ¿Cómo lo detectaste?

2018-10-02T11:56:01+00:0027 septiembre, 2018|Categorías: POSTPARTO, Primeros meses|Etiquetas: , , |Sin comentarios

Deje su comentario