Cuánto cuesta tener un hijo

  • cuánto cuesta tener un hijo

Si estás planteándote tener un hijo puede que una de las preguntas que más te hayas repetido sea cuánto cuesta tener un hijo. Lamentablemente no hay una única respuesta. El precio de tener un bebé variará en función de muchas cuestiones. Vamos a intentar desglosar algunas de ellas en para que puedas tenerlas en cuenta.

Alimentación

La alimentación del bebé es una de las cosas que puede afectar en mayor medida al presupuesto, porque es un gasto que se prolonga en el tiempo. Dependiendo de la forma que elijas tendrá una gran repercusión o prácticamente nula.

La lactancia materna exclusiva es prácticamente gratis, aunque puede ser buena idea hacerse con algunos gadgets como un extractor de leche.

Lactancia

Si te decantas por alimentar a tu bebé con lactancia materna el coste será bastante inferior que si lo haces por la artificial. La lactancia materna exclusiva es prácticamente gratis. Aunque puedes necesitar un extractor de leche, parches de hidrogel o pezoneras si estás teniendo molestias o tu bebé no tiene un buen agarre. También, si tu bebé ha de ser alimentado por alguien porque estés ausente, tendrás que hacerte con algunos biberones.

Si tu bebé es alimentado con lactancia artificial debes contar, además de con biberones y leche adaptada para bebés, con un esterilizador. El coste de la leche es uno de los mayores gastos durante el primer año de vida. No olvides que la lactancia artificial también ha de ser ofrecida a demanda.

Alimentación complementaria

No creas que en cuanto que la alimentación complementaria llegue a vuestras vidas habrá un cambio radical en lo que come tu bebé. Recuerda que el principal alimento durante el primer año de vida es la leche, sea materna o artificial.

Si aplicas baby led weaning el proceso será más dirigido por el bebé que si lo hacéis con triturados. En cualquiera de los dos casos, el cambio en el presupuesto vendrá dado por la introducción de papillas industriales o tarritos de comida. Si decides preparar la comida del bebé y dejar los cereales, pan por ejemplo, a su alcance y que vaya probando no habrá apenas incremento económico.

La ropa y los pañales son dos de las partidas a las que tendréis que dedicar más dinero.

Ropa y calzado

En esta partida destinarás buena parte de tu presupuesto. ¿Por qué? Primero, porque los bebés se suelen manchar bastante. Y una vez pasado el año, más aún. Segundo, porque crecen y lo hacen muy rápido. Si le compras ropa “crecedera” te aguantará un poco más pero lo normal es que enseguida le quede pequeña. Aunque hacer acopio de bodies es interesante.

En cuanto al calzado, los expertos señalan que tan malo es un zapato pequeño como uno grande, tenlo en cuenta a la hora de comprarlos. Cuando empiezan a ponerse en pie es importante hacerse con calzado que les sujete el tobillo y tenga la suela flexible, permitiendo libertad de movimientos así como un correcto desarrollo del pie.

Pañales

Otra partida que encarecerá tu presupuesto considerablemente es la de pañales. Ten en cuenta que un bebé recién nacido usa entre seis y diez pañales diarios. Puedes elegir entre pañales desechables o de tela.

Mobiliario

Preparar la casa para la llegada del bebé es algo que te apetecerá casi desde que veas el positivo en el test de embarazo. Hay opciones para todos los gustos… y para todos los bolsillos.

Piensa que la mayor parte de las cosas que compres ahora no tendrá un uso largo en el tiempo salvo que te decantes por muebles convertibles. No lo descartes si quieres que la inversión perdure.

Otra buena opción es poner pocas cosas en la habitación e ir comprando los muebles necesarios según crezca el peque. Esto te permitirá ir haciéndote con las piezas que realmente necesitéis. Por ejemplo, estanterías para dejar los libros a su alcance o módulos de almacenaje que le permitan ser quien decida con qué jugar en cada momento, algo muy importante según algunas metodologías pedagógicas como Montessori o Waldorf.

El carro y el porteo

El carro suele ser un desembolso económico caro con un tiempo de uso bastante limitado. Por norma general, padre y madres deciden pasar a una silla de segunda edad una vez que su bebé ha alcanzado el año o año y medio por aquello de que suelen ser más ligeras y fácilmente manejables.

Pero no necesariamente hay que pasar por el carro. Algunas familias prefieren comenzar a portear a sus bebés desde bien pequeños. Una buena opción para comenzar es un fular portabebés y hacerse después con una silla ligera.

El gasto de la escuela infantil oscila dependiendo del número de horas, así como de la ciudad en la que vivas, pero en una gran capital puede llegar hasta los 500 €.

La escuela infantil

Por desgracia, las leyes de conciliación marcan un horizonte corto de permanencia con el recién nacido. Las madres disponen de 16 semanas de permiso por maternidad retribuido, mientras que el de paternidad ha sido ampliado recientemente a cuatro semanas. Hay maneras de alargalo, pero algunas de ellas conllevan una reducción importante de ingresos. Por todo ello, puede que necesites dejar a tu bebé en una escuela infantil.

El de la escuela infantil es el gasto más importante, por el importe, que tendréis que afrontar. El precio oscila dependiendo de si es pública o privada, del número de horas que dejes al peque y de la ciudad en la que vivas, pero en una gran capital puede llegar hasta los 500 €.

Si alguno de los dos progenitores puede quedarse en casa, o podéis tirar de abuelos, el ahorro será considerable.

Estos son, a grandes rasgos, los gastos que tendrás que afrontar con la llegada de un hijo. Con ello podrás hacerte una idea de cuánto cuesta tener un hijo. ¿Crees que nos hemos dejado alguno importante por reflejar? Si ya eres madre o padre, ¿cuál fue vuestro mayor gastos? Estamos deseando leerte.

2018-01-29T17:50:15+00:0030 enero, 2018|Categorías: Embarazo|Etiquetas: , , |Sin comentarios

Deje su comentario