Decálogo de madres felices: ¡Tápate lo oídos! Demasiada gente opina

  • oidos

Por Mamá Medusi

Recomiendo ponerlo en práctica desde que ves las dos rayitas en el predictor.

Cuando comenzamos las clases de preparación al parto, la frase de moda era “es que dicen, en Internet se habla de”. Y aquí comentaban la  barbaridad de turno. Muchas dudas llenas de inquietud y temor.

Luego están las amables vecinas, esas con las que normalmente no cruzas ni media palabra  pero cuando te ven con la tripa, además de tocarla sin permiso, te cuentan en el descansillo las desgracias de Menganita cuando estaba embarazada y las penurias que pasa para organizarse con los tres hijos que tiene. Bien, animando.

Y de repente, os daréis cuenta de que os rodeáis de un montón de gente que ve el futuro. Con solo mirarte la forma de la tripa, saben si va a ser niño o niña. Oye, lo mejor, es cuando te dicen: “estoy segura al 50%”.

También está la agorera, esa que estando tú a la espera de que pase el primer trimestre, para poder gritar a los cuatro vientos que estás embarazada pero donde la precaución toma el papel protagonista, te cuenta las complicaciones que tuvo en el embarazo su cuñada o su mejor amiga. Tú te pones en su lugar y terminas con una angustia y deseando que llegue la siguiente ecografía para ver que todo va bien.

Y cuando das a luz, es barra libre de consejos. Todo el mundo opina sobre educación, alimentación, buenos hábitos… Unos libres de prejuicios y bien intencionados, pero que en la actualidad ya están caducos. Son como históricos remedios caseros (esto típico sobre todo de las mujeres más longevas de la familia) para ese culito irritado, el hipo, el dolor de dientes o la tos y otros a sabiendas de que si no los compartes te van a juzgar. Como el polémico tema de la alimentación de tu bebé (famoso debate pecho, biberón…). En el que además, te tienes que justificar por lo que estás haciendo.

Y ojo, que yo soy la primera a la que le gusta escuchar y aportar. Es muy enriquecedor escuchar consejos y experiencias de otras madres, poder dialogar y compartirlas, pero siempre desde el respeto. La fuente de donde proviene la información es importantísima para medir el grado de atención que debes prestarle. Y en determinados momentos, más vale taparse los oídos, que escuchar historias que no aportan nada y que además te van a dejar preocupada.

Mi consejo para tratar de ser una mamá feliz es que, primero, os escuchéis a vosotras mismas. A esa madre que nace en vuestro interior que sabe más de lo que imaginamos; que en temas de salud, tanto en el embarazo como ya una vez nacido el bebé, hagáis caso a vuestro ginecólogo/ pediatra de confianza. Y para el resto de temas, haced caso de los consejos de vuestra gente de confianza. Que además sabe darlos, no imponerlos.

Para la gente tóxica e intolerante, …¡a taparse los oídos!

Decálogo de madres felices

1. Infórmate

2. No tengas prejuicios

3. Haz lo que sientas

2017-06-12T17:57:30+00:00 2 junio, 2015|Categorías: Embarazo|Etiquetas: |8 Comentarios

8 Comentarios

  1. Irene MoRe 2 junio, 2015 at 6:36 pm - Reply

    Cuánta razón tienes.

    • Mamamedusi 2 junio, 2015 at 7:34 pm - Reply

      Cierto verdad? Lo que tenemos que oír muchas veces… 🙂

  2. Planeando ser padres 3 junio, 2015 at 12:22 pm - Reply

    Hay gente que parece que nació sabiendo sobre todo, incluido sobre maternidad, lactancia, crianza, y cualquier otro tema. Que son mejores madres porque su parto dolió más o peores por dar el biberón… En fin, que dispuestos a opinar siempre estamos todos, pero hay gente que lo hace con una mala baba…

    • Mamamedusi 3 junio, 2015 at 7:45 pm - Reply

      La gente siempre se salta la parte del respeto en estos casos, lamentablemente…

  3. Marisol 9 julio, 2015 at 10:15 am - Reply

    Mi bebe tiene seis meses,por motivos que desconocemos me perdía mucho peso con el pecho,así que me aconsejaron que le diese el pecho y le ayudase con biberon,así lo hice,pues cuando fui a la revisión del mes( a los quince días me visitó otro medico) la pediatra que tengo me hizo sentir fatal,que no le diese biberon que solo pecho,etc,he de decir que es mi tercer hijo y no le hice ni caso,pero si llego a ser primeriza le hubiese retirado el biberon pues habría hecho lo que ella me decía. Mi hijo continua con pecho y biberones,y ya esta comiendo. Mi consejo es que vosotras sois suficientes para saber lo que necesita vuestro bebe,pues durante nueve meses lo habéis alimentado y cuidado y lo habéis hecho fenomenal.

  4. miriam 9 julio, 2015 at 11:30 am - Reply

    A mi mis compis de trabajo me critican pq con 8 meses doy el pecho y hacemos colecho con cuna sidecar, yo les respondo siempre que así soy feliz y mi niña también! y que seguro que a los 20 años ya querra estar en su habitación y comer una mariscada, así que aprovecho ahora que es bebé y quiere estar conmigo 🙂 y que cada una haga lo que le haga más feliz

  5. sasakia 17 julio, 2015 at 12:00 pm - Reply

    Yo tengo una amiga que con mis dos hijos sabia hacer todo mejor y más eficientemente que yo, ahora que ya ha sido madre la pediatra le ha recomendado encarecidamente que ponga a la hija en una guardería x lo menos un par de días a la semana para que se relacione…

  6. Lorena 3 mayo, 2016 at 5:08 pm - Reply

    Para mí lo peor del postparto han sido los comentarios ajenos, siempre juzgando. Es increíble cómo la gente tiene la desfachatez de pensar que conocen a tu bebé mejor que tú misma!!
    Y hagas lo que hagas siempre está mal ???

Déjanos un comentario