La depresión postparto: ¿por qué aparece?, ¿podemos prevenirla?

  • depresión postparto

Y por fin llega el momento más esperado, la llegada de tu bebé. Después de 40 semanas imaginando como sería, anhelando el momento de tenerle en tus brazos, ahí está. Pero no siempre todo es tan idílico como lo pintan. A veces la recién estrenada mamá se sumerge en un cúmulo de emociones y sensaciones que la confunden y la superan. ¿Estamos ante una depresión postparto?

Síntomas de la depresión postparto

Los síntomas que podemos encontrar son: bajo estado de ánimo, ansiedad, culpa, irritabilidad, falta de energía, insomnio, dificultad para tomar decisiones, incapacidad para cuidar de sí misma y del bebé. Lo más habitual es que durante el embarazo se hayan dado algunos marcadores que serán las señales de aviso, los indicios de que esto puede suceder. Si notamos estas señales ¡hay que hacer algo!

¿Depresión o tristeza?

El postparto es un momento de intensos cambios físicos y emocionales; fruto de ello la mujer puede sentir un periodo de tristeza o melancolía. Pero esto no es depresión, aproximadamente un 15% de estos casos podrían acabar en un cuadro depresivo.

¿Cuáles son las señales de aviso?

Algunos factores pueden favorecer la aparición de este trastorno:

  • Madres adolescentes
  • Problemas graves de pareja o ausencia del padre.
  • Antecedentes psiquiátricos de la madre.
  • Consumo de alcohol u otras sustancias.
  • Embarazo traumático debido a problemas médicos, emocionales o de otra índole.

¿Qué hacer si aparece la depresión postparto?

Si los síntomas aparecen y no hay una clara mejoría al cabo de unos días es conveniente consultar con un profesional especializado para que pueda valorar la situación y establecer el tratamiento que considere más adecuado según cada caso.

Además es muy importante facilitar a la mujer todo el apoyo necesario con el bebé y consigo misma para que pueda superar la situación

¿Se puede prevenir?

Rotundamente sí. En primer lugar si existen factores de riesgo tanto los profesionales sanitarios que atienden a la futura mamá durante el embarazo como la familia y los amigos deben estar alerta facilitando todo el apoyo necesario.

Aún sin haber riesgos es importante concienciarnos de la importancia de varios factores:

  • La necesidad de un parto respetado, no traumático para que la mujer viva el inicio de su maternidad de una manera confiada y feliz.
  • Apoyo en el inicio de su lactancia. Si surgen dificultades los sentimientos de culpa y tristeza que pueden aparecer son muy intensos.
  • Ayuda en los primeros días del postparto para evitar que la mamá se sienta desbordada.
  • Favorecer un entorno amable, ausente de críticas o consejos que puedan confundir a la recién estrenada mamá.
  • Búsqueda de grupos de madres donde poder compartir las experiencias vividas. La mujer ha de ver que no es la única, que hay otras mujeres que están viviendo la misma experiencia, ya sea buena o mala.
  • Cuando la matrona lo considere adecuado se recomienda hacer ejercicio físico regular, bien puede ser un par de paseos diarios con nuestro bebé.
  • Exposición a la luz solar, que vendrá bien a la mamá y al bebé.
  • El consumo de Omega 3 ayuda también en la prevención, según los últimos estudios.

Querida mamá, ¡no estás sola! El apoyo será el mejor aliado para superar cualquier momento difícil en tu maternidad.

2017-03-22T17:34:35+00:00 septiembre 16th, 2015|Categories: Maternity School, POSTPARTO|Tags: , , |Sin comentarios

Deje su comentario