Alivio del dolor del parto mediante métodos naturales

  • dolor del parto

A la hora de preparar tu plan de parto te plantearás cómo deseas aliviar el dolor de las contracciones. Muchas futuras mamás optan por la anestesia epidural pero otras prefieren métodos analgésicos alternativos o más naturales. Debemos tener en cuenta que el apoyo y comprensión son un pilar básico a tener en cuenta durante el parto. Una mujer asustada o ninguneada manejará mucho peor el dolor que una arropada y envalentonada.

¿Cuáles son las técnicas para aliviar el dolor de las contracciones?

  • Técnicas de relajación y respiración. Esta es una opción a tener en cuenta tanto si optas por la anestesia epidural como sino. Pero para que sea efectiva es conveniente realizar un entrenamiento durante el embarazo. Nuestro consejo es que papá participe también. Contacta con un buen profesional que pueda entrenarte.
  • Pelotas de dilatación. Consulta en el hospital donde des a luz si puedes llevar la tuya propia en caso de que no dispongan de ella. Ya desde casa, cuando notes que se acerca el momento puedes comenzar a usarla. Permite que la pelvis se mueva y rote y eso favorecerá que el bebé se encaje. Sólo debes balancearte en ella. Notarás alivio al tiempo que ayudará en la dilatación.
  • Libertad de movimientos. Es muy importante que puedas tumbarte y levantarte tantas veces como necesites. Ponerte a gatas o en cuclillas aliviará el dolor de la zona lumbar, por ejemplo. También es muy conveniente estar en posición vertical pues se siente menos dolor y se acorta el tiempo de la dilatación.
  • Bañeras de dilatación. Son ya muchas las maternidades que cuentan con ellas. El agua caliente ayuda a que los músculos de la zona pélvica se relajen lo que hace que la dilatación sea más rápida.
  • Acupuntura. Aunque hay disparidad de opiniones, algunos estudios apuntan a que su uso acorta la duración del parto y se reduce el uso de métodos analgésicos farmacológicos.
  • Masajes. Ayudarán a la mujer a estar más relajada mejorando el flujo sanguíneo.
  • Inyecciones de agua estéril. Se ponen a ambos lados de la columna, en la región lumbosacra. Su efecto puede durar hasta 90 minutos pero sólo es efectiva a nivel lumbar, no así a nivel abdominal o perineal.
  • El canto. Sí, algo tan sencillo como que la madre cante ha demostrado tener fantásticos efectos calmantes. Como en técnicas descritas anteriormente es importante que la futura madre lo practique durante el embarazo. En este tipo de canto se da mucha importancia a la respiración abdominal y al sonido de la voz que servirán para que los músculos perineales se distiendan mejor.

¿Qué te parecen estas técnicas? Seguro que una combinación de ellas lograrán un parto feliz.

2017-06-12T16:56:09+00:0030 marzo, 2016|Categorías: Embarazo|Etiquetas: |Sin comentarios

Deje su comentario