Hoy en día retrasar la maternidad es algo que muchas mujeres hacen y no pueden evitar. Ser madre por primera vez con más de 35 años es considerado de lo más normal en nuestra sociedad.

Pero aunque socialmente es aceptable, fisiológicamente los embarazos tardíos puede conllevar una serie de riesgos reales.

¿Cuáles son los riesgos que se deben tener en cuenta en un embarazo a partir de los 35 años?

  • Aunque a esa edad seguimos siendo jóvenes, la fertilidad comienza a ser menor debido a que el número de ovocitos desciende. Incluso se pueden llegar a tener ciclos sin ovulación.
  • El riesgo de aborto espontáneo aumenta conforme la mujer se acerca a los 40.
  • A partir de los 35 el riesgo de alteraciones cromosómicas en el feto, como el Sindrome de Down, es mayor.
  • Aunque no por más edad se va a tener un peor embarazo la realidad indica que el riesgo de padecer enfermedades como diabetes gestacional, preeclampsia o hipertensión, es más elevado.
  • Hay más probabilidades de un embarazo múltiple. El motivo, con la edad la mujer produce mayor cantidad de hormona estimulante de la ovulación con lo que la probabilidad de gestar gemelos o mellizos aumenta hasta un 5% entre los 25 y los 40 años.

No obstante, con un control adecuado la mayoría de las mujeres consiguen tener un embarazo saludable. Pero los riesgos están ahí y deben conocerse. ¿Y tú? ¿Has sido mamá con más de 35? Cuéntanos tu experiencia.