Lactancia materna exclusiva con mellizos por Diario de una madre ingeniera

  • lactancia materna exclusiva

Laura Fuentes, autora de Diario de una madre ingeniera

A día de hoy llevo 3 meses de lactancia materna exclusiva con mellizos, pero no ha sido (ni es) nada fácil.

Decidí que daría lactancia materna exclusiva y a demanda a mis mellizos en el momento en el que me enteré de su existencia en la primera ecografía del embarazo. Mi lactancia materna anterior fue muy bien y quería repetirla con ellos.

Sabía, por cosas que había leído y por experiencias de gente cercana, que la lactancia materna con dos bebés no tenía nada que ver con la lactancia materna de un único bebé. Pero ya que la leche materna es lo mejor para ellos, como mínimo, quería intentarlo.

Mi objetivo: lactancia materna exclusiva con mellizos

Antes de dar a luz ya iba con la mente abierta. Intentaría darles el pecho a los dos. Pero si por cualquier motivo me era imposible, acudiría a la leche de fórmula sin sentirme mal por ello.

Siempre he defendido que una madre ha de estar bien para poder cuidar bien de sus hijos. La prioridad es que los bebés reciban alimento (el que sea) en un ambiente relajado y lleno de amor. Y si eso tenía que ser con biberones de por medio, estaba dispuesta a ello.

Reparto de tareas en casa con familia numerosa

Por otro lado, la organización con la llegada de los mellizos me asustaba bastante. Mi hijo mayor tenía dos años y medio cuando nacieron sus hermanos y estaba en plena explosión de los terribles dos años.

Mi pareja y yo decidimos que lo mejor sería que él se ocupase gran parte del tiempo del mayor y yo de los bebés. Así el mayor tendría siempre atención de alguno de los dos.

A raíz de ese trato, las noches con los bebés son solo mías. Y papá se levanta cuando el mayor decide. Aunque parezca mal negocio, algún día me he levantado a las 9 de la mañana mientras que ellos dos llevaban en pie casi dos horas. Unos días gano y otros pierdo, como en todo.

Otra de las cosas en la que intentamos no fallar es que cada día yo tenga mi ratito exclusivo con el mayor. Es muy sano que él vea que sigo ahí para hacer locuras juntos. Y gracias a eso, al menos de momento, no hemos detectado celos hacia sus hermanos.

Los problemas de la lactancia materna a demanda

Pero que los bebés tomen pecho a demanda complica aún más las cosas. En ocasiones alguno llora porque uno quiere pecho pero el otro quiere meneíto de pie. Y si estoy sola poco puedo hacer. Hay ocasiones en las que no sé qué pasa, pero todo se desmorona y pierdo el control de la situación. Y sí, alguna vez me he echado a llorar de pura desesperación.

No me he planteado darles biberón, como mucha gente me ha sugerido, porque la lactancia materna es dura. Es así. Y tomé esta decisión con todos los peros habidos y por haber. En una situación como esta lo que una madre necesita es apoyo.

Mis bebés están creciendo perfectamente y tengo mucha leche. A través de las redes sociales me llegan historias de madres que por problemas médicos no pudieron dar el pecho a sus gemelos o mellizos y me animan a que siga adelante por ellas. Pensar que otra madre daría lo que fuera por estar en mi lugar me fortalece para continuar.

Mi decisión, mi recompensa

Estoy muy feliz con la lactancia materna exclusiva y a demanda de mis bebés, pero eso no quita que esté siendo muy duro. Aun así, es una experiencia que recomiendo. Pero hay que ser consciente que el tiempo para una misma desaparece prácticamente.

Pero, ¿qué son unos meses a cambio de todos los beneficios que les voy a aportar a mis hijos? Algún día volveré a ser yo misma y volveré a tener tiempo para ducharme, maquillarme y salir a cenar con amigas. De momento el tiempo pasa rápido y mis bebés nunca volverán a ser cómo son ahora mismo.

Mi intención es continuar viviendo plenamente esta lactancia materna loca, exclusiva y a demanda con mis mellizos.

2018-11-13T12:44:09+00:002 octubre, 2018|Categorías: LACTANCIA, Primeros meses|Etiquetas: , , , , |22 Comentarios

22 Comments

  1. Danae 2 octubre, 2018 en 9:43 am - Responder

    Muy buen post. No soy madre (de momento) pero me ayuda saber que la lactancia materna cuesta y es sacrificada, al mismo tiempo que es posible, bonito y una gran recompensa, sin llegar a obsesionarnos! Gracias por tus consejos.

  2. Vanessa 2 octubre, 2018 en 10:15 am - Responder

    Yo voy a tener gemelas y mi idea es darles lactancia materna. También tengo uno mayor pero de 6 años( cambia mucho la cosa, imagino) Espero tener la fuerza de voluntad que tu tienes para no rendirme…

    • Laura 2 octubre, 2018 en 12:48 pm - Responder

      Yo también tengo uno mayor de casi 3 años y todavía me reclama bastante. Aquí ha sido crucial el papel de mi marido que entre su baja de paternidad y las vacaciones se ha podido ocupar mucho del mayor. Mucho ánimo!

  3. Raquel 2 octubre, 2018 en 10:15 am - Responder

    Eres una mamá 10!! Felicidades mamá ingeniera por esa fortaleza que tienes!!😍

  4. María Jesús 2 octubre, 2018 en 10:30 am - Responder

    Eres digna de alabanza, la verdad. Enhorabuena por tus dos peques y por esa lactancia que estás consiguiendo. Yo fui mamá hará 3 meses el día 9 y aunque he intentado lactancia exclusiva, mi nena tiene un problema en la boca que creemos que va a necesitar cirugía y hemos tenido que meter suplementos porque la pobre no se engancha bien y le faltaba alimento… así que, me das bastante envidia (pero de la buena). Lo dicho, enhorabuena!

    • Laura 2 octubre, 2018 en 1:07 pm - Responder

      Lo más importante es que encontréis el equilibrio entre salud y placer. Los suplementos no son el diablo y si así tu peque crece sana, entonces fantástico!

  5. Lorena 2 octubre, 2018 en 10:50 am - Responder

    Laura te admiro, la entrega y dedicación a tus 3 hijos, para mi con una hija de tres y un bebé se me hace cuesta arriba muchas veces. Y como tú dices lo más importante es que te ayuden y apoyen en la decisión de hacer lactancia exclusiva.

    • Laura 2 octubre, 2018 en 1:08 pm - Responder

      Exacto. Aunque a veces sea duro, es la decisión que hemos tomado. Necesitamos que nos den la mano, no que nos empujen a adoptar otra decisión.

  6. Alex 2 octubre, 2018 en 12:02 pm - Responder

    Me ha gustado mucho el post! Eres muy práctica y animas a las que vemos la lactancia materna a demanda cuesta arriba! Gracias por compartir tu experiencia

    • Laura 2 octubre, 2018 en 2:44 pm - Responder

      Me alegro de que os sirva de ayuda!! Gracias a ti 🙂

  7. Carolina 2 octubre, 2018 en 12:22 pm - Responder

    Muchas gracias por el post!! La verdad que todo lo que escribes y dices en tus stories nos animan y nos dan apoyo a las futuras mamás de mellizos que queremos, al menos, intentarlo!!💪🏼💪🏼 y nos encontramos con los caretos y comentarios “negativos” de la gente! (Y en ocasiones de personas que no han sido ni madres todavía !! 😳)

    • Laura 2 octubre, 2018 en 1:09 pm - Responder

      Hay que hacer oídos sordos muchas veces. No dejarás de encontrarte todo tipo de comentarios, pero seguro que no son con mala intención sino que vienen de la ignorancia. Aprovecha cada oportunidad para reeducarles 😉

  8. Desiree garcia mellado 2 octubre, 2018 en 1:53 pm - Responder

    Hola Laua…yo soy seguidora tuya desde hace tiempo . Y la verdad q te admiro por como llevas tu maternidad de gemelos…eres una campeona con todo el tema de la lactancia. Porque como tú dices es muy dura y ese gran sacrificio que estás haciendo por los dos, las crisis de lactancia q son no moverte en todo el dia, solo dando teta…de verdad te felicito.. Un abrazo. Tienes unos bebés preciosos.

  9. Sonia 2 octubre, 2018 en 3:12 pm - Responder

    Hola, Laura:
    Esta es la primera vez que escribo porque no soy muy dada a ello, pero quiero que sepas que me veo totalmente reflejada en ti. Mis gemelos cumplirán 3 meses el próximo.día 9. Tengo 2 peques más, uno de 7 y otro de 4.
    Les doy lactancia materna exclusiva, porque con los otros 2 peques lo hice y los bebés no podían ser menos. Pienso igual que tú.
    Me encanta leeete y escucharte.
    In abrazo y ánimo ;-))

  10. Jasmin 2 octubre, 2018 en 6:32 pm - Responder

    Soy madre de una niña de 8 y ahora esperando mellizos y estoy muerta de miedo con ya 35 semanas… siento que mis fuerzas no me alcanzarán ya que somos las 2 solas no hay un padre que ayude (se asustó más que yo parece jajaja) gracias por compartir estos pos que te ayudan a relajarte un poco… saludos

  11. Elena 2 octubre, 2018 en 8:01 pm - Responder

    Tus palabras son muy alentadoras y muy reales. Con tu experiencia nos animas a todas a que se puede dar pecho ya sea a uno o dos. Me encantas

  12. María 2 octubre, 2018 en 9:04 pm - Responder

    Súper interesante el post! Es la pura realidad, la lactancia es dura, bonita e intensa. Es amor y una etapa que dura un tiempo limitado. Todo lo que hagamos por ellos lo hacemos por amor. Me parece genial tu apuesta por la lactancia materna a pesar de saber que no sería fácil. Eres una valiente! Y también me parece genial el respeto para aquellas que deciden dar biberón. Enhorabuena

  13. Francisca 3 octubre, 2018 en 1:45 am - Responder

    Laura, te sigo desde que me entere que tendre mellizos, todas tus vivencias se que me seran muy útiles cuando mis bebes nazcan fue genial toparme con tu canal! Desde Chile te mando muchos besitos y cariños para los peques!

  14. Laura 3 octubre, 2018 en 1:57 pm - Responder

    Te sigo por las redes sociales y tenía ganas de dejarte un comentario amoroso. Es precioso esto de la lactancia. Yo estoy con mi única niña de 16 meses y aún así me parece cansado compaginarla a ella, a la teta y el trabajo y me imagino que con dos a la vez y el mayor q es peque aún… eres una mujer muy poderosa y animas a la gente a que intenten al menos estas cosas tan bonitas. Somos cada vez más las que intentamos que la lactancia salga a flote y eso me anima mucho. Qué no podremos hacer las mujeres? Guau!!!

  15. Carla 4 octubre, 2018 en 8:34 am - Responder

    Muy útil el post. Voy a tener mellizas y mi intención es dar Lactancia materna exclusiva y me asusta un poco. Es reconfortante saber que sí se puede aunque sea duro. De todas formas, como también comentas, si por cualquier motivo no puedo hacerlo, no quiero sentirme culpable por tener que darles fórmula. Mucho ánimo con esos preciosos chiquitines!

Deje su comentario