De madre novata a madre de dos: ¿La experiencia es un grado?

  • madre de dos

Por Ser Madre, ¡toda una aventura!

Una de las cosas más maravillosas que me está aportando esta segunda maternidad es el disfrute al cien por cien de mi pequeñita. Ando todo el día embobada con ella, embelesada con su mirada e hipnotizada con su sonrisa. Fascinada, feliz y tremendamente enamorada. Esta es la mejor descripción que puedo hacer de mí misma en este momento.

Dicen que los sentimientos que tenemos todas las madres con nuestros bebés se multiplican por mil con los segundos hijos. En mi caso está sucediendo así y la razón es muy sencilla: la experiencia que tenemos nos permite estar más relajadas y disfrutar al máximo de todos los momentos sin centrarnos tanto en las preocupaciones.

Estos primeros meses de mi niña los estoy viviendo con una intensidad indescriptible y es que quiero guardar en mi retina cada segundo que pasamos juntas. Tanto los momentos buenos como los no tan buenos sé que pasarán rápido y por ello pretendo vivirlos al máximo y sacar el lado positivo de todo.

Cuando pienso en los primeros meses de mi hijo mayor me invade una cierta melancolía porque no los recuerdo con nitidez. Los viví más preocupada por lo cólicos, las noches en vela o la alimentación que pendiente de disfrutar de él y de las cosas hermosas de la maternidad. Además, siento que durante su etapa de bebé estuve tremendamente influenciada por comentarios y consejos de mi entorno, dando la espalda a mi instinto de madre y pensando que si hacía caso a mi corazón estaría metiendo la pata en su crianza. Frases como “no le cojas en brazos que se va a mal acostumbrar”, “déjale llorar un ratito que no va a pasarle nada”, “no le metas en tu cama que luego no vas a lograr sacarle”, “haz las cosas así o asao”… me acompañaron durante meses. Y cuando por fin decidí actuar acorde a lo que sentía me costó tiempo desprenderme de los dilemas mentales que me ocasionaba ir en contra de las opiniones de quienes me rodeaban.

Aquella experiencia me hizo madurar y ahora, con mi chiquitina, estoy viviendo una maternidad diferente, más intensa, más emocionante… ¡más mía! Soy más madura y sabia que hace cuatro años y tengo muy claro lo que quiero y hacia donde quiero ir. Los comentarios que antaño me hacían tambalear ahora me causan risa y las preocupaciones que cegaban mis días de madre primeriza han pasado a un segundo plano.

Soy tan consciente de lo efímeras que resultan ciertas etapas que no me atrevo ni a pestañear para no perdérmelas. Mis días como madre de dos están repletos de sonrisas, balbuceos, miradas cargadas de amor y ternura  a raudales. ¿Y ojeras?… ¡De esas también hay, pero ahora están maquilladas con el brillo infinito de la felicidad y la serenidad que sólo la experiencia es capaz de aportar!

2017-06-15T12:05:21+00:00 abril 14th, 2014|Categories: Padres y crianza|Tags: , |15 Comments

15 Comentarios

  1. Teresa 24 abril, 2014 en 9:40 am- Responder

    Que diferente es la maternidad cuando ya has tenido uno antes, todo cambia desde el primer momento el embarazo es diferente vas ya con más seguridad sin miedo a lo desconocido, sabes a lo que te enfrentaras a los nueve meses y sobretodo desde el principio estas menos preocupado porque tienes otra preocupación que anda o gatea por casa. Cuando nace lo que con el primero era un mundo ahora solo es un granito de arena. Y el tercero ni os cuento ese se cria casi solo os lo aseguro pero no es lo mismo 2 que 3

  2. Leticia 24 abril, 2014 en 9:54 am- Responder

    Yo ahora voy a tener mi segundo hijo y mi niña va a cumplir 2 años. Muchas veces me planteo si voy a ser capaz de querer a mi hijo y tener los mismos sentimientos de amor incondicional como con mi hija, y también me da miedo no poder disfrutar igual que disfruté con ella por los celos que todo el mundo me dice que va a tener mi hija. Me imagino que todas estas dudas se pasan en cuanto te lo ponen encima y espero que los celos no sean para tanto siguiendo nuestro instinto maternal que al final es a lo que todas deberíamos hacer caso.

    • Living Suavinex
      El club de las madres felices 25 abril, 2014 en 8:49 am- Responder

      Hola Leticia, enhorabuena por tu embarazo. Las dudas que planteas son totalmente normales y estamos seguras que cuando nazca tu pequeño se disiparán y podrás disfrutar a tope de esa segunda maternidad. Un abrazo.

  3. Belen 24 abril, 2014 en 12:08 pm- Responder

    Leer este post me ha dado mucha ternura, de verdad. Yo acabo de tener mi quinta hija. Mis otros hijos oscilan entre 18 y 11 años así q puedes imaginar la intensidad con la q vivimos todos este nuevo bebé. Lo de q soy mas sabia…eso creo q no… Bueno a lo mejor si que ahora se lo q verdaderamente importa y mas o menos las etapas q tendre q vivir con ella. Enhorabuena por tu nueva maternidad!!!

    • Living Suavinex
      El club de las madres felices 25 abril, 2014 en 8:48 am- Responder

      Hola Belen, enhorabuena por esa quinta maternidad. Estamos seguras que lo estás viviendo de un modo sumamente especial. Un fuerte abrazo.

  4. Gema 24 abril, 2014 en 3:56 pm- Responder

    Yo de momento solo tengo uno pero lo estoy disfrutando a tope. Pude coger una excedencia en el trabajo hasta que el peque cumplió 1 año y aunque en ocasiones necesitaba cambiar de ambiente, creo que es lo mejor que he podido hacer. Me gustaría tener un segundo y lo disfrutaré igual

    • Living Suavinex
      El club de las madres felices 25 abril, 2014 en 8:47 am- Responder

      Hola Gema, es fantástico que estés disfrutando de tu maternidad de ese modo. Un abrazo

  5. Diana 24 abril, 2014 en 9:11 pm- Responder

    Me siento totalmente identificada. Tengo una debilidad por mi segunda hija que no tuve con la mayor. Siento que ya no voy a volver a vivir estos momentos y los quiero disfrutar cada segundo con ella.

    • Living Suavinex
      El club de las madres felices 25 abril, 2014 en 8:45 am- Responder

      Hola Diana, nos alegra que te haya gustado el post de Silvia. Disfruta al máximo de tu pequeña. Un abrazo.

  6. MamyPops 25 abril, 2014 en 8:04 am- Responder

    Me encanta como describes tu segunda maternidad. Yo estoy embarazada de mi segundo hijo y tengo esta sensación de que voy a disfrutar mucho más de la segunda maternidad también, me siento más relajada y la experiencia cuenta mucho. Es una ilusión enorme, es como si la vida me diera otra oportunidad para hacerlo mejor y disfrutar de verdad.

    • Living Suavinex
      El club de las madres felices 25 abril, 2014 en 8:45 am- Responder

      Hola amiga, enhorabuena por tu embarazo. Esperamos que lo disfrutes tanto como Silvia. Un abrazo.

  7. Amparo 26 abril, 2014 en 8:57 am- Responder

    Tengo una niña de Cinco años y para Septiembre tendré a mi segund@ hij@ .
    Estoy feliz por que lo deseaba pero siempre, y ahora más, me ha dados eso no quererlo tanto como a la mayor. Seré capaz de amarlo tanto? La primera es tan especial!!!! Me preocupa no estar a la altura…. Pero seguro que lo conseguiré!!!!

    • Living Suavinex
      El club de las madres felices 29 abril, 2014 en 11:07 am- Responder

      Amparo, enhorabuena por tu segundo embarazo. Estamos seguras que esta segunda maternidad será tan hermosa o más que la primera. Disfruta de ello. Un fuerte abrazo.

  8. Mama en forma 12 mayo, 2014 en 7:32 am- Responder

    Me encanta lo de “no me atrevo a pestañear para no perdérmelas”. es verdad que la primera maternidad nos genera enseguida mucha nostalgia porque es una etapa tan fugaz pero tan intensa que nos pilla sin esa lucidez necesaria para vivirlo todo sin desperdiciar un solo instante. YO aún evoco mis primeros días de madre con afán de ‘recuperar’, recordar, revivir… Pagaría una fortuna si me dejasen habitar de nuevo esos días para disfrutarlos con todos mis sentidos bien enfocados.

    • Living Suavinex
      El club de las madres felices 12 mayo, 2014 en 9:14 am- Responder

      Querida amiga, que razón tienes, el cansancio, la intensidad de las emociones vividas y la rapidez de esos momentos hacen que los vivamos muy fugazmente. Pero quien sabe…. igual pronto puedes revivir esta hermosa experiencia 😉 Un fuerte abrazo.

Deje su comentario