En la lista de cosas que hay que tener listas a partir de la semana 37 del embarazo se encuentra la maleta del hospital para el bebé. Ya sabes lo que dice el refrán, aquello de que si eres precavida vales por dos, así que ¡manos a la obra! Nada de dejarlo para mañana, que cuando antes lo taches de tu lista, más tranquila te quedarás. Y, ¿por qué la semana 37? Tiene fácil explicación: desde ese momento se considera que tu bebé está listo para nacer. Si de solo pensar en prepararla te entran sudores fríos, tranquila. Lo hemos tenido en cuenta y hemos hecho un recopilatorio de lo que no puede faltar en ella. Así podrás darle la bienvenida con todo lo que necesitará a mano. Recuerda que también has de dejar preparada la maleta del hospital para mamá.

Los imprescindibles en la bolsa del hospital del bebé

¡Olvídate de los “por si acaso”! En la maleta del hospital para el bebé hay que llevar solo lo que necesitará. Piensa que, si surge algún imprevisto, seguro que hay alguna visita que puede acercároslo. ¿Quieres conocer la lista?

  • Dicen por ahí que nunca hay suficientes bodies… y puede que tengan razón. Especialmente si tu bebé nace en invierno o entretiempo. Lleva 4 o 5 bodies que puedan salvarte de un apuro si tu bebé hace alguna caca explosiva.
  • El mismo número de pijamas, por la misma razón.
  • En la actualidad, la recomendación en la mayoría de los hospitales es la de no bañar a los bebés nada más nacer. Como el primero que le pongan se manchará, lleva un par de gorros. Mantener su cabecita tapada ayuda a que el bebé conserve el calor.
  • A ese mismo cometido responden los patucos, así que no olvides meter un par en la bolsa. Ya no se recomiendan las manoplas, aunque aún puedas verlas en muchos sets de recién nacido, porque el sentido del tacto es uno de los más importantes en los primeros días de vida.
  • El clásico inolvidable es el trajecito para sacarle del hospital. Tan clásico que suele ser uno de los regalos más habituales de los familiares más cercanos. ¡No te lo olvides!
  • Para evitar que los cambios de temperatura puedan afectar a tu bebé, no olvides una toquilla. Si nace en los calurosos meses de verano, una muselina será ideal para taparle allí donde el aire acondicionado esté funcionando.

Lo más habitual es que en el hospital te den los pañales que precises, pero pregúntalo por si acaso. También te facilitarán todo lo necesario para el baño del bebé. Una vez que lleguéis a casa, podréis descubrir toda la gama de baño y cuidado del bebé de Suavinex, seguro que os enamora.

¿Lista para preparar la bolsa del hospital de tu bebé?