Qué es la maniobra de Kristeller

  • maniobra de Kristeller

Llegada la fase del expulsivo se subieron encima y apretaron con las manos y los brazos para ayudar a que el bebé saliera. ¿Cuántas veces has escuchado esto cuando te cuentan un parto? Es posible que no te pille de sorpresa, como si fuera una maniobra habitual dentro de la atención al parto. Pero la realidad es que  la maniobra de Kristeller está desaconsejada por la OMS dada su falta de evidencia científica y los riesgos que conlleva.

Kristeller, una maniobra desaconsejada

Desde hace años se debate acerca del uso y eficacia de esta maniobra, que se utiliza en 1 de cada 4 partos. Y esto a pesar de que la propia Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) rechaza esta práctica. Sólo considera su uso en casos puntuales  pero en ningún caso para facilitar el descenso.

La maniobra de Kristeller está desaconsejada por la OMS y por la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO).

Una encuesta llevada a cabo por el Ministerio de Sanidad desveló que la maniobra de Kristeller se llegó a realizar en el 26% de los partos atendidos en España pese a las recomendaciones de la OMS y de la propia SEGO.

Cuándo se practica

A pesar de todo lo dicho anteriormente los profesionales sanitarios que atienden a la mujer en el parto consideran que su uso está justificado cuando:

  • La fase de expulsivo se alarga y puede comprometer el bienestar de la madre y/o el bebé.
  • Cuando la madre no realiza pujos efectivos, bien por cansancio o como consecuencia de la anestesia epidural.
  • Cuando el bebé es muy grande.

Los riesgos reales de la maniobra de Kristeller

Para la madre

  • Rotura del útero, inversión uterina, hemorragias graves. En casos extremos puede tener como consecuencia la extirpación del útero.
  • Riesgo de desgarros vaginales y perianales.
  • Prolapso urogenital.
  • Fractura de costillas.
  • Hematomas y contusiones en la zona del abdomen y en órganos internos.

Para el bebé

  • Hipoxia, falta de oxígeno.
  • Fractura de húmero, clavícula o costillas.
  • Incremento de la presión craneal lo que puede causar cefalohematoma o hemorragias intracraneales.
  • Parálisis de Erb, consecuencia de  la lesión en los nervios del plexo braquial.

La falta de información en el paritorio puede provocar una confusión importante en la madre y su acompañante. Por ese motivo es interesante plantear este tipo de cuestiones a la hora de elaborar el plan de parto. Tu matrón/a o médico podrá asesorarte e informarte debidamente.

Alternativas para favorecer el expulsivo

La maniobra de Kristeller se utiliza con la intención de acelerar la fase del expulsivo, a pesar de la falta de pruebas que avalen que así suceda. Así pues, ¿cómo evitar que se alargue más de lo necesario de una manera más respetuosa?

  • Mayor libertad de movimientos.
  • Alternativas a la anestesia epidural. Este tipo de anestesia sabemos que disminuye o anula la sensación de pujo.
  • Uso de analgesia epidural (walking epidural), más suave que la anestesia que además permite la movilidad de la mujer.
  • Respetar los ritmos y tiempos del parto siempre que la madre y el bebé se encuentren en buen estado.
  • Pujos no dirigidos, otorgando a la madre un papel más activo.

Hay alternativas a la maniobra de Kristeller para favorecer la fase del expulsivo.

La información durante el embarazo es la herramienta más valiosa para evitar este tipo de prácticas. ¿Te practicaron la maniobra de Kristeller? ¿Tú o tu bebé tuvisteis alguna consecuencia?

Si estás embarazada, y deseas prepararte para el momento del parto, no te pierdas el vídeo de la matrona Sara Cañamero con interesantes consejos para superar posibles temores.

2018-08-13T13:19:56+00:008 agosto, 2018|Categorías: Embarazo|Etiquetas: , , |2 Comentarios

2 Comments

  1. Aurora 15 agosto, 2018 en 4:08 pm - Responder

    Guau no tenía ni idea de que existía tal maniobra, muchas gracias por este artículo.

    • Living Suavinex
      Living Suavinex 16 agosto, 2018 en 9:01 am - Responder

      Gracias a ti Aurora. Un saludo.

Deje su comentario