María Berrozpe presenta un nuevo paradigma en la relación entre lactancia y sueño del bebé

Se dice que los bebés que toman pecho tienen más despertares nocturnos. ¿Es cierta esta afirmación? ¿Cuál es la verdadera relación entre lactancia y sueño del bebé? Para dar respuesta a estas y otras cuestiones invitamos a la doctora María Berrozpe, experta en ambas materias, al II Congreso de Lactancia Suavinex.

Breastleeping, sueño de calidad

¿Has escuchado alguna vez que hay que dejar que los bebés se duerman solos e ignorar sus lágrimas? Este fue el punto de partida de las investigaciones de la doctora Berrozpe acerca del sueño del bebé. Fruto de las mismas publicó, en 2016, el libro ¡Dulces sueños!, dirigido a padres, madres y profesionales.

“La pediatría del sueño ha ignorado e infravalorado en sus investigaciones el valor de la lactancia materna y las condiciones necesarias para que se desarrolle con éxito. Los estudios realizados para validar el sueño continuo en solitario y garantizar que no interfieren con el éxito, el establecimiento y continuidad de la lactancia son todavía escasos, poco rigurosos y sufren de un inaceptable etnocentrismo. Esta es la realidad, a pesar del interés de algunos profesionales en aplicar técnicas de adiestramiento del sueño a todos los bebés, independientemente de si son o no amamantados”. María Berrozpe.

La doctora afirma que la importancia del contacto con la madre en el inicio de la lactancia obliga a un cambio de paradigma en las recomendaciones generales. El sueño infantil normal y saludable solo puede ser analizado y observado en el contexto del breastsleeping. El proceso de producción e ingesta de leche produce un intercambio sensorial entre madre y bebé que afecta al metabolismo del pequeño, la frecuencia de las tomas y el sueño de ambos. Se trata de un sistema adaptativo altamente integrado.

La pareja madre/bebé lactante presenta diferencias sustanciales ―conductuales y fisiológicas― respecto a la de madre/bebé alimentado con fórmula. Se hace obligatorio darles su propia categoría epidemiológica y hacer una estimación de riesgos/beneficios.

María Berrozpe ponencia lactancia y sueño del bebé

Evolución del sueño a lo largo de la vida

La doctora Berrozpe también habló acerca de la evolución del sueño. Se trata de un proceso madurativo que se genera en la etapa prenatal. Las fases y su duración cambian a medida que el bebé crece.

La evolución del sueño sigue este patrón:

  • Sueño prenatal. Aparece en el tercer trimestre de embarazo. Se divide en sueño activo (AS), sueño tranquilo (QS) y la fase de sueño indeterminada (IS). El paso por las tres fases del ciclo dura entre 70 y 90 minutos.
  • El ciclo de sueño del recién nacido tiene una duración de 60 minutos (algo más corto en los bebés prematuros). A partir del segundo mes de vida las fases de sueño activo y sueño tranquilo pasan a denominarse REM y NREM.
  • A partir de los 3 meses de edad el sueño comienza a concentrarse más en la noche y disminuir en el día. También se empiezan a desarrollar las fases NREM, lo que puede conllevar más microdespertares e inestabilidad del sueño.
  • Cuando llegan a los 6 meses la mayoría de los bebés desarrollan más fases NREM. El patrón circadiano de sueño, tanto en periodo, amplitud y fases se asemeja al de los adultos.
  • Desde los 2 años la arquitectura del sueño es como la del sueño adulto. Disminuye el sueño REM y aumenta el sueño NREM.
  • El sueño adulto se compone de vigilia (presenta ondas de baja amplitud y alta frecuencia); fase 1; fase 2; fase 3 (sueño de ondas lentas), siendo estas tres fases las que conforman el sueño NREM; y la fase REM.

María Berrozpe conversa asistente lactancia y sueño del bebé

Horas de sueño según la edad

¿Cuántas horas debe dormir un bebé? Esta es la eterna pregunta. El sueño infantil es algo que preocupa mucho a madres y padres, que conocen la importancia del descanso. Los bebés de 0 a 4 meses muestran unos patrones de sueño tan diferentes entre sí que no se puede afirmar un número concreto para ese rango. Conforme crecen, la aproximación sería la siguiente:

  • De los 4 a los 12 meses los bebés deben dormir de 12 a 16 horas diarias incluyendo siestas.
  • En el período comprendido entre 1 y 2 años de edad dormirán, en total, de 11 a 14 horas.
  • Entre los 3 y los 5 años el sueño debe comprender entre 10 y 13 horas diarias.
  • Los niños de 6 a 12 años han de dormir de 9 a 12 horas diarias.
  • Los adolescentes de 13 a 18 años deben dormir de 8 a 9 horas.

¿Conocías los detalles acerca de la relación entre lactancia y sueño del bebé? ¿Crees que tu bebé duerme lo suficiente?

Puedes consultar la bibliografía empleada por María Berrozpe aquí.

2018-11-22T11:10:27+00:0013 noviembre, 2018|Categorías: LACTANCIA, Primeros meses|Etiquetas: , , , , , |Sin comentarios

Deje su comentario