La duración del embarazo tiene un tiempo aproximado de 40 semanas, pero algunos bebés tienen prisa por llegar y lo hacen mucho antes. Los cuidados maravillosos del personal sanitario de las maternidades consiguen verdaderos milagros. Pero debéis saber que mamá y papá también pueden jugar un papel fundamental para que ese milagro se produzca. ¿Sabes cómo? Gracias al método canguro.

El método canguro se ideó para aquellos bebés nacidos prematuros o con bajo peso. Está basado en el contacto piel con piel entre el bebé y su madre (o su padre) para favorecer el desarrollo del recién nacido. Al mismo tiempo se refuerza la autoestima de los recién estrenados papás, que se sienten partícipes de los cuidados del bebé desde el primer momento.

¿Por qué es útil el método canguro con bebés prematuros?

Realmente se recomienda para prematuros y para bebés nacidos a término, dadas sus numerosas ventajas, entre las que podemos encontrar las siguientes:

  • Mejora la regulación de temperatura del bebé, gracias al calor corporal de la madre.
  • Ganan peso antes lo que acelera el alta hospitalaria.
  • Se disminuye el estrés que los bebés nacidos antes de tiempo experimentan.
  • Disminuye el número de infecciones.
  • Mejora la capacidad respiratoria y la frecuencia cardíaca se estabiliza.
  • Mejora la adaptación metabólica de los bebés.
  • Favorece la lactancia materna, tan beneficiosa en bebés prematuros.
  • Ayuda a establecer el vínculo afectivo madre-hijo.

Pero no sólo encontramos ventajas para estos pequeños luchadores, sino que también los padres pueden encontrar beneficios en este método:

  • Si la madre puede estar en contacto con su bebé desde el primer momento, experimentará una sensación de bienestar. Así generará oxitocina, favoreciendo la recuperación postparto.
  • Se previene tristeza o incluso depresión postparto.
  • El estar con el bebé favorece la subida de la leche. Si no es posible que el bebé mame, por no tener fuerza, se le puede dar por otros medios o incluso ser donada.
  • El estado de ánimo de los padres mejora gracias a poder participar directamente en el cuidado de su bebé.

Sin duda, el método canguro es la apuesta más acertada en los cuidados al bebé, ya sea prematuro o no. Para llevarlo siempre cerca de ti te recomendamos usar el fular portabebé Baby Wrap que podrás utilizar en diferentes etapas según tu bebé vaya creciendo.