Trucos y consejos para la operación pañal

Coincidiendo con el buen tiempo son muchos los papás y mamás que deciden iniciar la operación pañal a sus ya no tan bebés. Es una práctica muy extendida hacerlo a partir de esta época del año, aunque desde luego se puede hacer en cualquier momento y estación.

El control de esfínteres se produce en el niño entorno a los 2 años y medio, un 50%, según la Tabla de Haizea_Llevant, lo conseguirá a esta edad. Hasta los 3 años y medio se considerará perfectamente normal que un niño continúe con el pañal. No debemos olvidar la importancia de respetar los ritmos de desarrollo de nuestros hijos. Se trata de un proceso madurativo, no es algo que se pueda aprender.

Cómo saber que está preparado para dejar el pañal

  • Conoce las palabras pis, caca, y las identifica con el momento de hacerlo en el pañal.
  • Avisa cuando está haciendo pis o caca.
  • Una vez hecho, quiere quitarse el pañal porque le resulta incómodo.
  • Aguanta seco cada vez más tiempo.
  • Intenta imitarnos cuando vamos al servicio.
  • Pide el orinal aunque no haga nada.
  • Se muestra interesado en lo que “aparece” en el pañal, su curiosidad hará que haga muchas preguntas relativas al tema.

Si notas que tu hijo está preparado, podéis dar el gran paso. Tened en cuenta que no es un proceso irreversible, si en cualquier momento notáis que vuestro pequeño se muestra inseguro, moja continuamente la ropa o no consigue controlar del todo sus esfínteres, se puede abandonar la operación pañal y esperar un tiempo para volver a intentarlo.

Un salto a la madurez

  • Debemos explicarles lo que vamos a hacer y por qué, donde deberá hacer sus necesidades, cómo pedirlo, cuándo avisar. Siempre con frases sencillas y fácilmente comprensibles para ellos. Nunca se les debe presionar.
  • Aprovechemos sus grandes dotes de imitación. Es bueno que vean a los padres o hermanos acudir al baño, y realizar todo el ritual de higiene.
  • Al principio se les debe invitar a sentarse en el orinal cada 30 ó 60 minutos. No es necesario obligarles solo recordárselo.
  • Si lo hace en el orinal le felicitaremos por ello efusivamente. Pero si se lo hace encima no le castigaremos o nos mostraremos tristes. Solo debemos quitarle importancia.
  • Es importante que la ropa que lleve sea cómoda para facilitar que ellos mismos puedan bajársela de modo rápido en el momento que lo necesiten.
  • Cuando consiga no tener escapes durante el día podremos intentar quitar el pañal de la noche. El control nocturno se puede demorar algo más.

Esperamos que estos sencillos consejos os ayuden en la aventura que tenéis por delante. No debemos olvidar la importancia de dar este paso.

2017-05-09T16:21:21+00:00 Julio 19th, 2012|Categorías: padres y crianza|Etiquetas: |1 comentario

Un comentario

  1. Mónica Julio 18, 2013 en 1:19 pm - Responder

    Mi bebe tiene 10 meses y este veranito le quito el pañal, ya empezamos y tiene buen inicio 😉 a los 2 1/2 me parece demasiado

Deje su comentario