Nos preparamos para el parto: ¿cómo conseguir que los pujos sean efectivos?

Las clases de preparación al parto son importantes y necesarias para la mujer embarazada, así como para su pareja, si es que la tiene. En ellas le enseñarán cómo se va a desarrollar el parto y cómo hacerlo más efectivo. Uno de los objetivos, por ejemplo, es enseñarla cómo realizar los pujos. Seguro que has oído hablar de ellos, pero puede que no tengas claro qué son o cómo se realizan. Y son muy importantes para conseguir que la fase de expulsivo sea más efectiva. Te lo contamos.

Un poco más de información sobre los pujos

Durante la fase de dilatación se recomienda realizar respiraciones que ayuden a relajarnos. Este tipo de respiraciones también se trabaja en las clases de preparación al parto. Una vez completada la dilatación se comienza con los pujos. Es posible que te hablen de dos tipos de pujos:

  • Maniobra de Valsalva. Se realiza cogiendo aire previamente para después empujar sin soltar el aire. Es importante que el periné esté lo más relajado posible.  Puede conllevar más riesgos, al tener que contener el aire disminuirá la cantidad de oxígeno que le llega al bebé; y habrá más probabilidad de ocasionar daños en el suelo pélvico, incluso desgarros.
  • El pujo en espiración o pujo espontáneo. La mujer dejará salir el aire al tiempo que empuja. Parece que pueden llegar incluso a ser más efectivos. El problema se encuentra con la anestesia epidural pues disminuye o se anula la sensación de pujo. En estos casos es fundamental que la matrona guíe a la parturienta y le indique cuándo debe empujar para garantizar un expulsivo efectivo.

Si estás en el último trimestre de tu embarazo no dejes de asistir a los cursos de preparación al parto. Y cualquier duda que tengas sobre el parto no dejes de consultarla con tu matrona.

2018-06-26T18:12:27+00:0024 febrero, 2016|Categorías: Embarazo|Sin comentarios

Deje su comentario