El peso del bebé ¿por qué nos preocupa tanto?

  • El peso del bebé ¿por qué nos preocupa tanto?

El peso del bebé es una de las grandes preocupaciones de los padres. Al nacimiento lo normal es que el bebé pierda entre un 5% y un 10% de su peso durante los primeros días, es lo que se denomina pérdida fisiológica.

¿A qué se debe esta pérdida de peso?

  • La expulsión de meconio. Se trata de la primera deposición del bebé.
  • Pérdida de líquido que notaremos por los pañales que moja. Esto es muy habitual si el parto ha sido largo y la madre ha recibido mucho suero.
  • Si se opta por la lactancia materna, el calostro es suficiente para alimentar al bebé hasta la subida de la leche, pero se produce en poca cantidad.

Lo normal es que entre los 7 y 10 días siguientes al nacimiento el bebé recupere el peso perdido y a partir de ahí comience una ganancia exponencial de peso. El peso ganado dependerá del tipo de alimentación que se de al recién nacido (lactancia materna o lactancia artificial) y de las características del bebé. Es importante tener en cuenta que los bebés no engordan de forma constante sino que suelen hacerlo con altibajos. Por ello se recomienda pesarles, salvo que el pediatra nos indique otra cosa, entre una y dos veces al mes.

 

¿Cómo saber que nuestro bebé está ganando peso adecuadamente los primeros meses?

La ganancia de peso más rápida se da hasta los 4-6 primeros meses. Es importante tener en cuenta:

  • Debemos asegurarnos de que el bebé no pierde peso.
  • Un bebé bien alimentado se muestra activo, alerta, tranquilo. Señales como irritación continua, somnolencia excesiva o poca actividad deben ser consultadas con el pediatra.
  • Vigilar los cambios de pañal que hacemos a nuestro chiquitín. Lo normal es que mojen seis o más pañales diarios.
  • En caso de lactancia materna, durante los primeros seis meses ésta debe ser a demanda. Es importante no prescindir de las tomas nocturnas.
  • Si optas por la lactancia artificial hay que respetar las indicaciones del fabricante a la hora de preparar el biberón en cuanto a medidas según edad. Igualmente se debe alimentar a demanda.

 

¿Y a partir de los seis meses?

En ese momento comienza a producirse una ganancia de peso algo menor. Es el momento de la introducción de la alimentación complementaria. Esto no quiere decir que los sólidos o triturados sustituyan la lactancia, sino que debe complementarla hasta que nuestro bebé vaya aceptando las nuevas texturas y sabores. El pediatra te irá dando las indicaciones oportunas para que tu bebé esté perfectamente alimentado en este periodo.

 

El primer año

De media, durante el primer año de vida del bebé pueden llegar a crecer hasta unos 25 centímetros, es decir la mitad de lo que medía al nacer. Esto es algo que no se volverá a producir en el resto de su vida. A medida que se acercan al primer año, se va produciendo una desaceleración y el segundo año esa velocidad de crecimiento se reducirá a la mitad. Esto se traduce en una ganancia de peso menor. Lo cual es algo esperable, natural y no nos debe preocupar.

 

El primer año del bebé es un gran reto para todos. Y vosotros, ¿cómo vivisteis los primeros meses de vuestro pequeño?

 

2017-06-12T17:06:26+00:00 enero 27th, 2015|Categories: Padres y crianza|Tags: , |Sin comentarios

Deje su comentario