Nace tu bebé y cambia la vida. Las certezas que tenías antes de su llegada pueden convertirse en incertidumbres. Cosas que parecen sencillas pueden generar algunas dudas y, en esos momentos, tener la información al respecto es fundamental. Seguro que estás deseando salir a pasear con tu bebé. Son momentos bonitos que permanecerán para siempre en tu memoria y te ayudarán a generar vínculos. ¿Sabes cómo organizarte para disfrutar de las primeras salidas con tu bebé? Te contamos lo que has de tener en cuenta.

Cuándo puede salir mi bebé por primera vez a la calle

Tu bebé puede salir a la calle desde el primer día, si no tiene ningún problema de salud. Sí que hay que tener en cuenta ciertas precauciones con el clima. En días de calor o frío extremos, es mejor no sacarle. ¿El motivo? Los bebés no regulan su temperatura corporal con facilidad, por lo que es mejor mantenerlos en un entorno en el que sea estable. Habrás visto que decimos “extremos”. La temperatura, dentro de la normalidad, no ha de marcar vuestra agenda, aunque sí has de tener en cuenta algunas pautas:

  • En temporada de calor, sal a pasear a primera hora de la mañana o a última hora de la tarde, cuando refresca algo. No olvides hidratar bien a tu bebé, ofreciéndole el pecho o el biberón a menudo. Recuerda proteger a tu bebé del sol porque, aunque le ayuda a sintetizar la vitamina D, su piel es muy delicada. La recomendación es no exponerlo al sol directo antes de los 6 meses de edad.
  • En invierno, abrígale bien y recuerda desabrigarle cuando estéis en un lugar cerrado. El viento y el frío pueden dañar su piel, por lo que es interesante proteger su carita antes de salir de casa con una crema facial.

El paseo ayuda a los bebés a relajarse, por lo que se suelen dormir. El movimiento, ya sea en el carrito o en el portabebés, es un bálsamo para ellos. Elige lugares con poca afluencia de gente, donde el bebé no se ponga nervioso.

Otra cuestión que has de tener en cuenta es tu estado de ánimo y/o de salud, ya que la mamá también es protagonista. Si te encuentras bien, vía libre para los paseos, seguro que los disfrutas mucho. Si, por el contrario, salir te va a estresar, espera un poco. Reservarse unos días para conocerse mejor y sentirse familia puede ser buena idea en estos casos.

Qué llevar en el bolso maternal para el paseo

Otra de las cuestiones que conviene tener claras antes de salir a pasear es qué meter en el bolso maternal. Si tienes una lista permanente (quizá no sea mala idea crearla en las notas de tu smartphone y tenerla siempre a mano), solo tendrás que revisar y, quizá, cambiar alguno de los artículos según la época del año. Los básicos son los siguientes:

  • Una muda completa
  • Tres o cuatro pañales
  • Toallitas
  • Una pomada para el culito, por si estuviera irritado
  • Un cambiador
  • Una muselina o mantita
  • Si tu bebé toma biberón, lo necesario para un par de tomas (incluida el agua, que puedes llevar ya caliente en un termo)

Puede ser buena idea incluir algún snack y agua para ti, sobre todo si le das el pecho, ya que puedes sentir hambre o sed. Si quieres simplificar, elige un bolso maternal en el que también quepan tus cosas, así te evitarás tener que llevar uno propio.

¿Lista para salir a la calle con tu bebé? ¡A disfrutar en familia!