Guía de primeros auxilios para niños y bebés

  • martes_BLOG (3)

A ningún padre o madre le gustaría verse en la situación de tener que practicar primeros auxilios a su bebé. Pero, por desgracia, nos podemos ver en ella. Por más que tengamos mil ojos y mantengamos una actitud alerta, los accidentes ocurren.

Por ello es básico tener nociones de primeros auxilios. Desde organismos como Cruz Roja se ofrecen cursos periódicamente tanto presenciales como en el entorno virtual. En ellos, no solo te informarán acerca de cómo ejecutar los primeros auxilios, sino que también te enseñarán en vivo a hacerlos. Te dejamos algunas de las nociones más básicas.

Abrir las vías respiratorias

Si tu hijo o hija ha tenido un accidente y compruebas que no respira tendrás que abrir sus vías respiratorias. Para ello, túmbalo en una superficie firme, echa hacia atrás la cabeza y sube su mentón. Así facilitarás el paso de aire. Después tendrás que insuflar aire. En niños mayores de un año hazlo solo por la boca, en bebés de menos edad tu boca debe cubrir la suya y la nariz.

Posición de seguridad

2 (10)

Si el niño está inconsciente lo mejor es ponerle en posición de seguridad. La posición de seguridad consiste en colocar al herido de lado, de tal forma que si llega a vomitar no se atragante. Se realiza de la siguiente manera:

  • Tumba al herido sobre una superficie firme.
  • Flexiona el brazo que queda del lado interior formando ángulo recto.
  • Con la pierna de ese mismo lado estirada, se flexiona la del lado externo.
  • Se gira al herido hasta que quede tumbado sobre el lado interno.
  • Por último, se coloca la mano del lado externo bajo la mejilla.

Masaje Cardíaco

El masaje cardíaco en niños se hace de forma diferente a cómo se haría en adultos.

En recién nacidos y lactantes la compresión torácica se puede realizar de dos maneras:

3 (9)

  • Compresión torácica con dos manos: Se abarca el tórax con todos los dedos excepto con los pulgares. Esto se colocarán sobre el tercio inferior del esternón para, posteriormente, comprimir con ellos el esternón. Hay que “hundir” más o menos un tercio de la profundidad del tórax. Se suele hacer cuando hay dos personas reanimando.
  • Con dos dedos: los dedos medio y anular se ponen en el tercio inferior del esternón. Con la punta de los mismos se hunde el esternón en la misma proporción que en el caso anterior. Se suele ejecutar cuando solo hay un reanimador.

4 (6)

En niños y niñas pasado el año se colocan los brazos en vertical sobre el tórax y, como comentábamos más arriba, se hunde un tercio apróximadamente el esternón. Es importante no hacer presión sobre las costillas, así que se recomienda levantar la punta de los dedos. Una vez efectuada la compresión, que ha de durar el 50 % del ciclo, hay que dejar que el tórax vuelva a su posición sin quitar la mano.

Por supuesto, no hay que olvidar llamar a emergencias, ya que, de no ser profesionales sanitarios, poco más podremos hacer. ¿Te has visto en alguna situación en la que hayas tenido que aplicar primeros auxilios? Cuéntanos cómo fue.

2017-06-13T09:32:39+00:00 5 junio, 2017|Categorías: Salud|Etiquetas: , , , |0 Comentarios

Déjanos un comentario