¿Qué es el puerperio?

El puerperio es uno de los periodos más importantes en la vida de una mujer por la multitud de cambios que implica. Para hablarnos más a fondo de esta especial etapa hemos recurrido a las matronas de Maternity Care. Esperamos que disfrutéis de la lectura.

El puerperio es el período que sigue al parto. Se trata de una fase de recuperación en la que todos los órganos vuelven al estado previo al embarazo. Es comúnmente llamado cuarentena porque se estima que la recuperación total tras el embarazo es de aproximadamente 40 días.

 

¿Qué modificaciones se producen en el puerperio?

Es importante que la madre tenga unos cuidados especiales en los siguientes aspectos para evitar complicaciones.

  • Modificaciones psicológicas: En el puerperio se produce una revolución hormonal que puede producir cambios de humor de manera frecuente. Es importante que la recién estrenada madre busque apoyo y sea asesorada por profesionales. Cierto grado de tristeza y ansiedad puede ser normal pero si persiste más de dos semanas tras el parto debería ser consultado para su valoración.
  • Suelo pélvico: Durante el embarazo la presión del bebé sobre el suelo pélvico puede provocar un debilitamiento de éste provocando que durante el puerperio una incontinencia urinaria. Además en algunos casos durante el parto puede realizarse una episiotomía o sufrir un desgarro lo que agravará cualquier problema que pueda surgir. Es importante un adecuado cuidado de la episiotomía y una buena rehabilitación del suelo pélvico para evitar futuras complicaciones. Una vez la episiotomía haya curado se deben iniciar los ejercicios de Kegel. Es recomendable acudir a un profesional en la materia para una completa rehabilitación de la zona.
  • Cuidado de la episiotomía: Se deben lavar los puntos con agua y jabón al menos una vez al día y después de hacer deposición. Es importante que estén limpios y secos por lo que se realizará cambio frecuente de compresa.
  • Involución úterina: Tras el parto el útero comienza a involucionar, esto significa ir reduciendo su tamaño hasta volver a ser un órgano intrapélvico. En el abdomen notarás una bola dura que va reduciendo su tamaño según van pasando los días.
  • Entuertos puerperales: Son unas contracciones uterinas ligeramente dolorosas que aparecen durante los primeros días después del parto. Suelen aumentar al dar de mamar y generalmente son menos frecuentes en las mujeres que tienen su primer embarazo.
  • Loquios: Durante unas semanas experimentarás un sangrado que llamamos loquios. Estos empezarán siendo sanguinolentos, luego rosados hasta terminar blanquecinos y desaparecer alrededor de los 40 días del parto. Es importante tener en cuenta que los loquios no deben ser malolientes y no se deben usar tampones. Es recomendable el cambio frecuente de la compresa.
  • Inicio de la lactancia: Durante el embarazo puedes experimentar la secreción de una sustancia blanquecina por el pezón. Es el calostro. El calostro empieza a secretarse de manera más activa tras el parto. Es el primer alimento del bebé y se va trasformando con los días en leche madura que es el alimento ideal del recién nacido durante los primeros 6 meses. El inicio de la lactancia debe ser lo más precoz posible.
  • Modificaciones circulatorias: Los primeros días se produce una redistribución de todos los líquidos acumulados en el embarazo. Puede notarse piernas y tobillos más hinchados. También aumentan el número de micciones para ayudar a eliminar líquidos. Es importante comenzar a movilizarse después del parto e iniciar la deambulación en cuanto pase el efecto de la epidural si se ha administrado. Se debe incrementar el ejercicio de forma gradual tras el parto.
  • Anemia: Es frecuente que tras la pérdida de sangre en el parto la madre sufra anemia. Hay múltiples complejos vitamínicos con suplemento de hierro. Tu médico/matrona te aconsejará el mejor en tu caso.
  • Relaciones sexuales: No se deben iniciar hasta que hayan desaparecido los loquios y la episiotomía haya cicatrizado. Es aconsejable el uso de lubricantes artificales ya que la lubricación natural de la vagina disminuye durante el puerperio y especialmente durante la lactancia.

 

Equipo de Maternity Care

2015-09-07T14:30:18+00:00 Noviembre 6th, 2013|Categorías: Embarazo, parto, POSTPARTO|Etiquetas: |Sin comentarios

Deje su comentario