Desde el mismo momento en que la doble rayita rosa aparece en el test de embarazo tu vida empieza a llenarse de palabras nuevas. Porteo, colecho, pelele… isofix. ¿Isofix? Sí, eso que lleva tu coche. Seguro que cuando fuiste a comprarlo te comentaron que lo llevaba pero, como no lo necesitabas, puede que no lo recuerdes. ¿Qué es el isofix?, ¿para qué se usa? Vamos a tratar de solucionar tus dudas.

¿Qué es el isofix?

El isofix es un sistema que se utiliza para anclar las sillas de automóvil. A diferencia del cinturón de seguridad, que tiene dos puntos de anclaje, tiene tres.

El isofix se compone de diferentes elementos en la misma silla y en el propio coche. En cuanto al sistema de retención infantil, tendrá dos conectores que se acoplarán a dos clips en la banqueta del coche. Pero hemos dicho que tiene tres puntos de anclaje. ¿Cuál es el tercero? Hay dos opciones. Puede ser un top tether -situado en el maletero, detrás de los asientos, o en el techo del vehículo- o una pata de apoyo. En este último caso hay que tener cuidado de que no apoye en un compartimento de almacenaje. Esto ocurre, sobre todo, en los monovolúmenes. Para saber dónde está localizado el top tether y si se puede salvar el compartimento de almacenaje es conveniente consultar el manual del vehículo.

¿Es más seguro?

Las estadísticas dicen que el sistema es más seguro que el anclaje por cinturón, pero esto no es exactamente así. La realidad del asunto es que este sistema hace más difícil una incorrecta instalación de la silla. Con los cinturones de seguridad, sobre todo si hay prisa a la hora de colocarlo o no estás habituado o habituada a hacerlo, puedes equivocarte. Con el isofix no.

¿Sirve para todos los grupos?

Sirve para los grupos 0 o 0+ (de 0 a 9/13 kgs.) y para el grupo 1 (de 13 a 18 kgs.) Eso vendría a ser, dependiendo del desarrollo del niño o niñas, hasta los cuatro años de edad.

Esperamos haber resuelto tus dudas con respecto al isofix. ¿Conocías sus especificaciones?