4 situaciones incómodas de lactancia (que puedes evitar)

  • situaciones incomodas lactancia pezonera Suavinex

Vas a salir de casa, te pones una de tus blusas favoritas y, sorpresa, subida de leche. Blusa manchada, cambio de ropa… ¿Te suena? Si te pilla en uno de los escasos días tranquilos, seguro que no hay problema en cambiar de outfit.  Pero, ay, cómo te pille en uno de los gobernados por las prisas. Carreras, elección a toda mecha de ropa -con suerte solo será necesario cambiar la parte superior- y  quizá algo de mal humor. Salir de casa ya no es tan fácil cómo antes. Si das el pecho a tu bebé, seguro que te has visto en alguna situación similar. ¿Sabes que hay un producto que podría haber salvado tu blusa esa mañana y ahorrarte el mal humor?  Hace algunos años las soluciones de lactancia materna no eran tantas y tan prácticas. Pero ahora es diferente. La comodidad y la facilidad de uso se ponen en un primer plano a la hora de desarrollarlas. Es el caso de los extractores, con los que podrás extraerte leche cuándo lo necesites. Pero también el de los productos de la línea de lactancia materna, que se renuevan para ayudarte en todo tipo de situaciones.

4 situaciones incómodas que puedes vivir (y solucionar)

  1. Las gotas de leche que se escapan porque sí no volverán a arruinarte ninguna parte de arriba. Ni siquiera si tienes una subida de leche inesperada al escuchar llorar a otro bebé. Pon los discos de lactancia dentro de tu sujetador y ¡listo! Muy finos, pero ultrabsorbentes, te darán la tranquilidad de no encontrarte con la ropa manchada de leche sin haberte dado cuenta. Incorporan una cinta adhesiva para fijarlos y que se queden justo donde necesitas que estén. Podrás llevar siempre un par de repuesto en el bolso, ya que están envasados por pares. Tienen un plus: su celulosa proviene de bosques sostenibles. Porque cuidar el entorno es importante.
  2. No tiembles ante la perspectiva de abrocharte el sujetador. Si tienes grietas, vestirte puede llegar a ser un suplicio. La solución para evitar esas molestias son los parches de hidrogel. Absorben la humedad, mantienen el pezón seco y ayudan con la cicatrización. Crean también una barrera protectora para evitar que se peguen a la piel.
  3. Si tienes un exceso de leche difícil de controlar, hazte con unas conchas recolectoras. Son muy discretas. Se colocan en el sujetador y llevan unas esponjas de silicona para que resulten más confortables. Se acompañan de un set de conchas protectoras, color piel para su completa discreción, que sirven para proteger los pezones irritados. ¡Vestirte dejará de ser un suplicio!
  4.  Si eres de las que llora cuando su bebé tiene hambre, las pezoneras son para ti. Facilitan el agarre del bebé y ayudan en caso de molestia. Las encontrarás en pack de dos en cajita higiénica y en dos tallas, para que puedas elegir la que mejor se adapte a ti.

¿Has vivido alguna de estas situaciones? ¿Cuál fue la solución que empleaste para facilitar tu lactancia?

2018-10-09T17:49:40+00:0011 octubre, 2018|Categorías: LACTANCIA, Primeros meses|Etiquetas: , , |Sin comentarios

Deje su comentario