Test de producto: dulces sueños con el saco de dormir Suavinex

  • saco de dormir

Por Más allá del rosa o el azul

¡Hola! ¿Qué tal estáis? Nosotros ya disfrutando con los peques de las hojas secas, de recoger castañas por el campo… Las cosas típicas del otoño, aunque este año esté siendo poco típico. Hay quien empieza a llamarlo “veroño” y no me extraña, con las temperaturas tan cálidas que tenemos. Pero el fresco ya empieza a llegar poco a poco, y nosotros ya hemos sacado la ropa de abrigo para mayores y peques. Para los peques especialmente, soy de las que cuida mucho qué prendas de abrigo les pone y cómo protegerlos de frío, para evitar todo lo posible que puedan enfriarse.

Saco de dormir

Durante el día soy de las que les viste mucho “a capas” (con varias prendas, de distinto grosor, superpuestas) para poder ir después quitándoles prendas según si estamos en lugares cerrados en los que hace menos frío. Y para la noche o cuando toca dormir, soy una incondicional de los sacos de dormir. Los descubrí con la peque, nos lo recomendaron en el propio hospital donde nació. Y ahora con el bebé, por supuesto, vuelvo a utilizarlos. Además, esta vez he tenido la suerte de poder probar uno de los sacos de dormir de la colección Little Zoo que el equipo de Suavinex me hizo llegar. Y no puedo estar más contenta con el. ¿Por qué?

 

Como os comentaba, en el propio hospital nos recomendaron utilizar saco. Y la razón es que los consideran mucho más seguros que las mantas, ya que una vez abrochados es imposible que al bebé se le cubra la cabeza accidentalmente con ellos, como podría pasar con una manta.

Pero la seguridad no es la única ventaja del saco. Mi experiencia es que los niños, por muy bien que los abriguemos con una manta, se destapan de todas todas. Lo cual hace que corran el riesgo de enfriarse o despertarse por ello. Sin embargo, con el saco los bebés se mantienen calentitos y no se despiertan por haberse destapado. Incluso para las tomas nocturnas, o cuando por alguna razón tienes que sacarlos de la cuna estando dormidos, es mucho más fácil hacerlo sin que se enfríen o se despierten, cuando están dentro de un saco.

Sin mangas

Tengo amigas que se han extrañado de ver que el saco era sin mangas, e incluso ha habido quien me ha sugerido que sería mejor que utilizara uno de los de manga larga. Sin embargo, esa creencia es errónea. Nos lo aclararon también en el propio hospital, cuando yo les pregunté qué tipo de saco era mejor. Me dijeron que los sacos de manga larga corren el riesgo de sobrecalentar al bebé al no permitir la libre circulación de aire y que por tanto no estaban recomendados por razones de seguridad. Recuerdo que el símil que utilizaron fue el de “sacar los brazos o pies fuera de la manta o del edredón”; un gesto que todos hacemos cuando tenemos calor. Sin embargo, si al bebé le ponemos un saco de manga larga no tiene opción ninguna de poder encontrar la manera de refrescarse un poco. De ahí que me lo desaconsejaran. Por eso, este saco sin mangas de Suavinex es perfecto.

Uno de mis miedos cuando pensaba en poner a dormir en un saco al bebé era que se sintiera incómodo y no le gustara. Habrá sacos que lo sean, no lo dudo. Pero si se escoge bien, los sacos no tienen porque ser incómodos para el bebé, sino todo lo contrario. Con el saco dormir de Suavinex, el bebé incluso se puede sentar y tiene total movilidad. Mucha más de la que yo a priori hubiera imaginado, la verdad.

Cierre con cremallera

Y una gran ventaja del saco de Suavinex es, sin duda, que por el tipo de cierre que tiene (con cremalleras laterales) se puede cambiar al bebé sin necesidad de quitarle el saco. Lo cual además de facilitar la tarea a los padres, ayuda a que el bebé se desvele menos al cambiarle estando dormido.

Así que, como veis, el saco de dormir tiene muchísimas ventajas tanto para el bebé como para los padres. Yo diría que es una de esas prendas básicas para tener o regalar a cualquier bebé.

¿Conocíais vosotros los sacos de dormir de Suavinex? ¿Qué os parece? Ojalá mi opinión os haya servido de inspiración. Porque de verdad creo que un saco es una inversión más que un gasto. Y, como siempre, si tenéis alguna duda o pregunta en la que yo os puedo ayudar, encantada de contestar vuestras cuestiones aquí. Un beso y hasta el próximo test de producto.

2017-06-14T00:22:10+00:00 noviembre 4th, 2014|Categories: Moda y estilo|Tags: |4 Comments

4 Comentarios

  1. marian díaz 10 noviembre, 2014 en 4:47 pm- Responder

    Hola, ¿es para recién nacidos? Mi niña nacerá a finales de noviembre, y vivimos en la provincia de Huelva, no hace mucho frio.
    gracias

  2. Xiana 12 diciembre, 2014 en 2:28 pm- Responder

    Hola!
    Y por debajo del saquito que ropa se recomienda? Pijama y body?
    Gracias!

    • Living Suavinex
      El club de las madres felices 15 diciembre, 2014 en 10:13 am- Responder

      Hola Xiana, efectivamente, la misma ropa que pondrías a tu bebé en caso de acostarle con edredón o manta. Un abrazo.

Deje su comentario